El gobierno de Torremolinos pide la destitución del gerente de Litosa

Litosa es la empresa municipal encargada de gestionar la limpieza en Torremolinos. :: i. g./
Litosa es la empresa municipal encargada de gestionar la limpieza en Torremolinos. :: i. g.

El PP considera una «desfachatez» y una «irresponsabilidad» que el edil de Empresa eche la culpa a los trabajadores de la mala gestión en limpieza

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Torremolinos ha abierto esta semana una nueva línea de confrontación política; en este caso a cuenta de la limpieza en el municipio. El concejal de Empresas Municipales del Ayuntamiento, César Carrasco, ha llevado al consejo de administración de Litosa una ampliación extraordinaria de crédito presupuestario para mejorar el servicio de limpieza; aunque no ha sido lo único, ya que también ha pedido la destitución de su gerente.

La primera propuesta fue pospuesta este pasado jueves a petición de la totalidad de los componentes que integran el consejo a la espera de concretar el alcance de las mejoras y su concreto montante económico. El propio Carrasco reconoce «déficit en la limpieza del municipio», por lo que propuso al consejo de administración el incremento de las aportaciones municipales que el Ayuntamiento realiza a Litosa con el objetivo de mejorar el servicio.

De esta manera, desde el PSOE insisten en que en Litosa las decisiones no las toma el gobierno municipal «sino el consejo de administración con el voto de la mayoría de los representantes del consejo», donde el PP cuenta con cuatro representantes, tres del PSOE, dos de Ciudadanos, un miembro de Izquierda Unida y otro de CSSP. «Pese a que el PSOE ostenta la presidencia del consejo no tiene poderes para decidir qué servicios se realizan y cómo se efectúan, eso es tarea y responsabilidad de la gerencia de Litosa, según los estatutos de la propia empresa», argumentan.

Precisamente por ello, creen que se hace necesaria la «destitución» de la persona responsable que ostenta la gerencia de la empresa de limpieza desde 2013 y que con más medios a su alcance «no ha cumplido con las expectativas de limpieza que un municipio como Torremolinos merece», afirmó Carrasco.

El concejal relató que desde 2014 (año en el que gobernaba el PP bajo la misma gerencia) hasta 2017, Litosa ha pasado de 207 trabajadores a 242 (17% más), con un incremento del gasto del 14% y un 21% más en personal, según las cuentas anuales presentadas cada ejercicio por la propia empresa tanto en el Registro Mercantil como en el Ayuntamiento. «Por tanto no entendemos cómo con más trabajadores, más inversión, más gasto y nueva maquinaria Torremolinos puede estar más sucio», reiteró Carrasco. «Claramente a una mala gestión de los recursos y por tanto propondremos la destitución del responsable», señaló.

Refuerzos

Por último, Carrasco recordó que hace dos años se produjo una ampliación de plantilla, y que durante este verano se ha reforzado el servicio de limpieza viaria, que ha realizado tareas coordinadas con Litosa. Además, sostiene que se ha mejorado parte de la maquinaria para que se realizasen las actuaciones de limpieza de una forma «más efectiva».

Sin embargo, desde el PP ven las cosas de otra manera. La concejala popular, Patricia Ojeda, calificó de «desfachatez» el hecho de que Carrasco, su juicio echara «balones fuera» con respecto a su responsabilidad en la limpieza del municipio. Ojeda fue muy crítica con la posición que considera que tomó el concejal socialista en el consejo con el fin de hacer una ampliación de crédito para poder dotar a la empresa en cuestión de mayor liquidez. «La irresponsabilidad en este caso llega a unos límites irracionales, cuando, precisamente, el concejal socialista ha derivado toda su responsabilidad a los trabajadores de este Ayuntamiento, concretamente al gerente», sostuvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos