Fuengirola sumó a la oferta de ocio ocho nuevos parques en el último año

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La concejala de Zonas Verdes de Fuengirola, María Jesús Pascual, y el edil de Playas, José Sánchez, realizaron ayer lunes un balance de la gestión desarrollada en sus áreas durante 2018. Así, entre los datos más llamativos destaca que en tan solo un año se han sumado a la oferta de ocio y esparcimiento para los fuengiroleños ocho nuevos parques que están repartidos por todo el término.

Se trata, afirmaron, de una cifra importante que hace posible que la ciudad ya disponga de 49 zonas verdes lo que a su juicio repercute directamente «en la mejora del bienestar y en la calidad de vida de los vecinos». A su vez, todo el litoral fuengiroleño obtuvo las máximas distinciones en materia medioambiental y de servicios, al ostentar cuatro Banderas Azules, cuatro Q de Calidad y cuatro Certificaciones ISO 14001.

Pascual explicó que la creación de nuevos espacios verdes, que sirvan tanto para el disfrute de los vecinos como para descongestionar la ciudad, «es una prioridad para el equipo de gobierno con la alcaldesa, Ana Mula, al frente». «Hemos destinado casi 1,3 millones de euros a la creación de estas áreas, ya que pretendemos actuar en todos los barrios del municipio y que en cada uno de ellos exista al menos un espacio de ocio y diversión. Estudiamos cada zona verde que hacemos, su estructura y servicios, para que den la mejor respuesta a las necesidades de los fuengiroleños. Y todo esto es un municipio de diez kilómetros cuadrados de superficie», defendió la edil.

Entre los nuevos parques creados destacan el de la calle Manantial en Torreblanca con 1.760 metros cuadrados de superficie, el de la Rosaleda en la parte norte de Los Boliches con 4.755 metros cuadrados, el de la Veguilla cerca del recinto ferial con 5.080 metros cuadrados o el de calle Arquitectos en Miramar con 690 metros cuadrados.

Asimismo, argumentan que han apostado por mejorar las zonas ya existentes y para ello, entre otros, sacaron un pliego de condiciones en el que se contemplaba la reforma integral de la plaza Baleares y su entorno, que se extiende a una superficie total de unos 3.800 metros cuadrados y a la que se ha destinado una inversión de 240.921,60 euros. «Era necesario renovar esta importante plaza, no sólo para mejorarla estéticamente, sino para hacerla completamente accesible, como así hemos hecho. Era una petición vecinal», señaló Pascual.