Fuengirola invertirá dos millones en comprar viviendas para fines sociales

Mula anunció la medida esta pasada semana. :: i. g.
/
Mula anunció la medida esta pasada semana. :: i. g.

El Ayuntamiento adquirirá inmuebles privados para destinarlos a personas vulnerables e invertirá un máximo de 150.000 euros por cada vivienda

IVÁN GELIBTER

Una medida destinada a aquellos que peor lo están pasando. Así definió esta semana la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, la puesta en marcha de una medida social impulsada por el Ayuntamiento que está destinada a mejorar la situación de personas en situaciones vulnerables: se invertirán hasta dos millones de euros para la adquisición de viviendas para fines sociales. Se trata de una medida pionera en el municipio, con la que se pretende, tal y como aseguró la primera edil, «ayudar a los fuengiroleños que atraviesan por dificultades, pues para este equipo de gobierno son una prioridad».

En una rueda de prensa, Mula informó de que el proceso para adquirir las viviendas se regirá mediante un pliego de condiciones que saldrá publicado en breve. En el documento se establecen los requisitos que debe reunir el inmueble y el procedimiento a seguir para que pueda ser comprado por el Consistorio y de esta manera incorporarse al parque inmobiliario municipal.

«Vamos a destinar dos millones de euros del Patrimonio Municipal del Suelo a este objetivo. El pliego para la adquisición no ha sido fácil de redactar, porque se han tenido que tener en cuenta varios condicionantes, pero creemos que es una medida con las que vamos a ayudar a aquellos que lo necesitan», señaló la alcaldesa.

De esta manera, y tal y como se establece en el pliego de cláusulas administrativas redactado y avanzado por la máxima responsable municipal, las viviendas deberán reunir una serie de características para poder ser adquiridas. De este modo, es imprescindible que estén en el término municipal; deberán estar libres de enseres; contar con un mínimo de 40 metros útiles; y estar en buen estado de conservación, habitabilidad y accesibilidad, para que puedan ser ocupadas de inmediato. Asimismo, tendrán que estar inscritas en el registro de la propiedad a nombre de la persona o empresa licitadora, es decir, las que se presenten al procedimiento.

Tampoco podrán tener una antigüedad superior a 50 años, salvo que cuenten con el informe de inspección técnica o de evaluación de los edificios. Deberán estar al corriente de pago de los gastos de comunidad y suministros, así como del impuesto sobre bienes inmuebles y cualquiera otro que le afecte. El precio máximo que pagará el Consistorio será de 1.500 euros por metro cuadrado útil, sin que el importe total del inmueble pueda superar los 150.000 euros, y sin contar gastos e impuestos que graven la adquisición.

En el pliego se establece que a la hora de adjudicar a los licitadores se valorarán diferentes criterios como, por ejemplo, la superficie útil, antigüedad del edificio, dotación de baños y aseos, condiciones del entorno, estado del edificio, estado de los elementos de la vivienda, relación calidad/precio y precio por metro cuadrado útil.

Asesoramiento

Para informar a los interesados que quieran poner a disposición del Ayuntamiento sus propiedades a través de este pliego de condiciones, a partir mañana lunes, día 14, se ofrecerá un asesoramiento a los interesados en vender sus viviendas, un servicio que se ha tramitado de forma paralela. Esta asistencia estará disponible durante un mes y medio en la Tenencia de Alcaldía de Los Boliches de 17.00 a 20.00 horas de lunes a viernes.

«Cualquier persona o entidad que esté interesada en vender su vivienda, y no sabe qué tramitación seguir, podrá acudir a este asesoramiento para que conozca las condiciones estipuladas, ya que hemos establecido este servicio de información para ello, como un paso previo para facilitar todo el proceso. Al fin y al cabo, nuestro objetivo es ayudar a las familias de nuestra ciudad que estén atravesando situaciones delicada», sentenció Mula.