Fuengirola inicia las obras de la segunda fase de la avenida Clemente Díaz

La inauguración de la primera fase congregó a miles de personas en Fuengirola. :: i. g./
La inauguración de la primera fase congregó a miles de personas en Fuengirola. :: i. g.

La remodelación de este acceso a la ciudad, que cuenta con 1,5 millones de inversión, obligará a cortar varias calles en el entorno

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Fuengirola inicia hoy por la mañana una de las principales actuaciones de la legislatura en cuanto a infraestructuras. La remodelación de la avenida Alcalde Clemente Díaz entra en su segunda fase, lo que permitirá finalizar la nueva imagen de este importante acceso a la ciudad; y que a su vez obligará a cortar varias calles debido a su envergadura.

Tal como adelantó SUR hace unas semanas, estos trabajos van a suponer una inversión de 1,5 millones de euros, incluyendo las mejoras. La obra que se va a desarrollar completará lo ya ejecutado en la primera fase de esta gran avenida, cuya inauguración tuvo lugar en abril del año pasado. Esta avenida es una de las principales arterias de comunicación de Fuengirola, ya que sirve para enlazar el centro de la ciudad con la A-7, por lo que desde el Ayuntamiento consideran «importante» dotar a este vial de una imagen «moderna y abierta», en la que el peatón sea «protagonista».

De esta manera, y debido a la envergadura del vial, se decidió hacerla en dos etapas. La obra se ejecutó en su primera fase entre el paseo Jesús Santos Rein y calle Blanca Paloma, y fue inaugurada en abril de 2017, convirtiéndose en un gran bulevar. Aún así, aún quedaba pendiente un tramo por reformar, que es justamente el que el Consistorio sacó a concurso -registrándose 29 ofertas, y siendo adjudicado a la UTE conformada por las empresas Ovisa Pavimento y Obras S.L.U. y Construcciones Glesa S.A.- la renovación hasta la rotonda que da acceso a la A-7, manteniendo los dos carriles de circulación por sentido actuales e incluso aumentando las plazas de aparcamiento disponibles.

Según se desprende del proyecto se va a actuar en un tramo de 425 metros lineales y en una superficie de 9.750 metros cuadrados. Al contrario que en la primera fase, la mediana no será un bulevar transitable, sino que se renovará y se le dará una nueva imagen acorde con el resto de la calle; se colocarán palmeras y césped artificial para mejorar el aspecto.

Asimismo, desde el equipo de gobierno recalcan que se trata de una remodelación completa que afecta tanto a las infraestructuras en superficie como soterradas: e colocará una doble red separativa de pluviales y otra de fecales; también una nueva red abastecimiento mallada, de tal manera que si hay una avería afecte al menor número de personas; nueva iluminación con la colocación de 26 farolas LED; y se renovará la red de telefonía, electricidad y gas.

En cuanto a las aceras, y siempre según el proyecto, se cumplirá con lo establecido en el Real Decreto de eliminación de barreras arquitectónicas; se colocarán 31 rampas a cota cero y las anchuras de las aceras serán de al menos 1,5 metros. Además, y para estar acorde con el resto del vial ya reformado, se plantarán 47 nuevas palmeras con alcorques con graba drenante y su correspondiente red de riego por goteo. Por último, el planteamiento contempla la creación de 23 aparcamientos y se reordenará en la parte más pegada a Blanca Paloma la zona de estacionamiento, ya que pasará de tener 5 plazas a 9 creando aparcamientos en batería.

Cortes de calles

La obra, que durará algo menos de tres meses, obligará a cortar varias calles del entorno, cercano al centro, lo que obliga a crear itinerarios alternativos. En el caso de los vecinos de calle Maestro Granados, Cártama, Manuel de Falla y Albéniz sólo podrán acceder a través de calle Mallorca, permaneciendo la calle Maestro Albéniz en doble sentido con acceso sólo para residentes.

Por su parte, los residentes de las calles Wenceslao Fernández Flórez, Fray Luis de León y San Cristóbal deberán entrar y salir por la calle Rodrigo de Triana Y El Tejar. Los residentes de la zona conocida como Las Viñas contarán con dos posibilidades para poder circular: a través de Mallorca e Inca y a través de calle Lanzarote, la cual durante el periodo de obra será habilitada en doble sentido de circulación para los residentes, según desgranaron desde el Consistorio.

La rotonda de calle Blanca Paloma estará cortada durante dos o tres días para conectar las redes de saneamiento, algo que sucederá al inicio de las obras. Los planos con los itinerarios se han colgado en la web y además todo se señalizará «debidamente», afirman desde el Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos