El entorno de Fernández Montes amenaza con irse a Por Mi Pueblo si el PP no rectifica

Fernández Montes, en una imagen de archivo./SUR
Fernández Montes, en una imagen de archivo. / SUR

El exalcalde explora otras opciones de recuperar el poder en caso de que los populares sigan ignorando su petición de convocar primarias contra Del Cid

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

A poco más de siete meses para las elecciones municipales, sobre el panorama político de Torremolinos aún planean nubarrones. Pedro Fernández Montes, alcalde entre 1995 y 2015, gasta estas semanas sus últimas balas para forzar un congreso interno en el PP y tumbar la candidatura de Margarita del Cid, una opción cada vez más improbable. La dirección provincial del partido arrojó tierra la semana pasada sobre las aspiraciones del exprimer edil al prorrogar la gestora que forzó su destitución como presidente local. Ahora el entorno de Fernández Montes, profundamente molesto por las acusaciones del PP, que justifica la prórroga de la gestora al menos hasta abril por «el desorden organizativo y la mala gestión económica» que arrastraba el partido bajo su presidencia, amenaza con un posible trasvase a Por Mi Pueblo (PMP), la formación independiente que se presentó a las elecciones de 2015 en varias localidades de la Axarquía y confía en multiplicar por diez su estructura en la provincia antes de los comicios de mayo de 2019.

Militantes afines a Fernández Montes advierten estos días de que Por Mi Pueblo «arrasaría» si contara con el respaldo de «los seguidores» del exalcalde, que permanece en guerra contra Del Cid y el resto de concejales del PP, por quienes se siente traicionado. La formación que preside Elías Bendodo debería haber disuelto la gestora este mes tras cumplir el plazo máximo marcado en los estatutos para este tipo de comisiones, pero la insólita crisis interna que atraviesa el partido en Torremolinos provocó que el comité ejecutivo provincial prolongase esta situación, presidida por Manuel Marmolejo, durante otros seis meses, posibilidad contemplada en caso de que «concurran circunstancias excepcionales que lo motiven». Lejos de bajar los brazos, Fernández Montes y su entorno preparan movilizaciones en protesta por la candidatura de Del Cid, que consideran «un dedazo». El exalcalde volverá a la carga este domingo durante la visita a Málaga de Pablo Casado, a quien ya intentó trasladar su malestar por la imposibilidad de celebrar un congreso local en agosto, cuando el presidente del PP acudió a la provincia para inaugurar la campaña política.

Del Cid cuenta con el apoyo, hasta ahora inquebrantable, de Bendodo y del candidato popular a la Junta, Juanma Moreno. Sin respaldos importantes, desalojado de la Alcaldía por el socialista José Ortiz primero y de la sede del PP por su propio partido después, Fernández Montes ha comenzado a explorar otras posibilidades para recuperar las parcelas de poder perdidas desde 2015. Aunque su prioridad sigue pasando por forzar un congreso local en el PP donde enfrentarse a Del Cid, el entorno del exalcalde tantea desde hace días la opción de pasarse a Por Mi Pueblo para arañar votos al PP en caso de que finalmente no haya primarias en Torremolinos, posibilidad que la dirección provincial y autonómica del partido descartan por completo.

Lista electoral

Aunque Fernández Montes no pretende regresar a la Alcaldía, su intención es recuperar la presidencia local del PP para configurar la lista electoral y ajustar cuentas con sus antiguos concejales, incluida Del Cid, a quienes lleva meses acusando de ejercer una oposición débil que da alas al PSOE. El exalcalde baraja una candidatura encabezada por una mujer de su círculo de confianza. También el concejal no adscrito, Juan Machío, único defensor de Fernández Montes en la corporación, planea armar una formación local, según la documentación presentada en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior. El exalcalde dispondría así de otra puerta de salida en caso de que el PP siga haciendo caso omiso a sus reivindicaciones.

 

Fotos

Vídeos