Empresarios de Torremolinos reclaman una escollera contra los temporales

Imagen de archivo del paseo marítimo/SUR
Imagen de archivo del paseo marítimo / SUR

Dos asociaciones presentan al alcalde un estudio que concluye «la necesidad» de proteger el litoral frente al oleaje con un dique sumergido

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Hartos de los efectos que los temporales tienen en paseos marítimos, tiendas, hoteles, chiringuitos y hamacas, los empresarios de Torremolinos reclaman la construcción de una escollera en La Carihuela. Esta instalación, consistente en bloques de roca o elementos prefabricados de hormigón situados dentro del agua o cerca de la costa, reduciría el oleaje y los desplazamientos de arena en caso de temporal. El presidente de Asociación de Empresarios de Playas, Manuel Villafaina, y su homólogo en la Asociación de Playas y Chiringuitos, Miguel Sierra, se reunieron este jueves con el alcalde, José Ortiz, para hacerle entrega de los resultados de un proyecto que han encargado con recursos propios. El estudio incide en la necesidad de construir un espigón sumergido para proteger el litoral, medida que costaría entre 1,5 y 2,5 millones de euros.

La playa de La Carihuela, uno de los principales reclamos de la costa de Torremolinos, suele sufrir las peores consecuencias de los temporales, hecho que obliga a regenerarla de forma frecuente mediante aportaciones de arena. Los empresarios solicitan «con urgencia» esta instalación, destinada a proteger la zona más vulnerable, además de una nueva regeneración del tramo comprendido entre la punta la localidad, conocida como el morro, y la plaza del Remo, en plena Carihuela. Con la entrega del proyecto, ambas asociaciones pretenden reivindicar la importancia del litoral de Torremolinos como motor económico de la Costa del Sol y presionar a las administraciones públicas para que inicien los trámites necesarios para la construcción de la escollera. La competencia en materia de protección y conservación del litoral corresponde al Ministerio de Fomento.

Ortiz reconoce que La Carihuela «es uno de los reclamos más importantes de Torremolinos y cuenta con un gran tejido empresarial que no puede verse afectado cada año por los temporales que causan daños cuantiosos en nuestro litoral» y se compromete a trasladar el proyecto al Gobierno central. Los empresarios confían en que la moción de censura que invistió presidente al socialista Pedro Sánchez mejore las relaciones institucionales entre Fomento y el Ayuntamiento, también gobernado por el PSOE. Así ocurrió con el ansiado informe de Carreteras del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que recibió luz verde en agosto tras meses de espera. El alcalde destaca «la importancia de que las administraciones públicas colaboremos con las asociaciones de empresarios para conocer de primera mano las realidades y mejoras a acometer» y anuncia que solicitará «una reunión al Gobierno central para que la construcción de la escollera pueda materializarse lo antes posible».

Financiación

El caso de Torremolinos no es aislado. Prácticamente todas las localidades de la Costa del Sol han solicitado la instalación de escolleras para reducir los efectos de los temporales, especialmente violentos en los últimos años. En febrero, Fomento se comprometió a ejecutar la ampliación del dique exento de Benalmádena para estabilizar sus playas, con la diferencia de que en este caso el proyecto ya se encontraba redactado, a falta únicamente de dotación presupuestaria. El Ayuntamiento presidido por Víctor Navas se ofreció a destinar parte de su superávit a financiar estas obras.

Aunque las escolleras son una solución recurrente ante el problema de erosión costera que sufre la provincia, los geólogos suelen recomendar alternar estas instalaciones con medidas menos invasivas, como el mantenimiento y la mejora de los fondos marinos mediante praderas de posidonia. Esta planta submarina, además de proporcionar cobijo a cientos de especies animales, ejerce una importante labor en la protección de la costa frente a la erosión, aunque los vertidos, la pesca de arrastre y el aumento de la contaminación están causando estragos sobre ella.

 

Fotos

Vídeos