Detienen a un menor de 16 años por tres atracos a mano armada en Mijas

Los investigadores le acusan de asaltar a punta de pistola una farmacia, un hotel y a un taxista

JUAN CANO y IGNACIO LILLOMálaga

La Guardia Civil ha detenido a un menor de 16 años de edad como presunto autor del asalto ejecutado en una farmacia de Mijas a punta de pistola. Los investigadores lo relacionan también con el asalto a un hotel y un robo a mano armada a un taxista.

El atraco a la farmacia quedó grabado en el sistema de videovigilancia del establecimiento. En las imágenes, adelantadas este lunes por SUR.es, se observa a un delincuente con el rostro cubierto que empuña una pistola y que gesticula con agresividad, aunque no llega a agredir al empleado de la botica, que interpone la mano y trata de disuadirlo de su objetivo, que era el móvil y el dinero de la recaudación.

Los hechos sucedieron el pasado jueves minutos antes de las ocho de la tarde en la farmacia Calypso, en Las Lagunas. El individuo irrumpió en la farmacia empuñando un arma de fuego con la que, directamente, encañonó al trabajador que se encontraba detrás del mostrador.

Según fuentes cercanas al caso, exigió al empleado que le entregara el dinero de la recaudación y su móvil. El trabajador trató de explicarle que el dinero estaba en la rebotica y que no llevaba el teléfono encima porque no tenía dónde guardarlo en la bata.

Al ver que no conseguía su objetivo, el asaltante se fue mostrando más agresivo, apuntando en todo momento con la pistola al empleado, y acabó por forzar él mismo la caja registradora. Al parecer, se apoderó de una pequeña suma en efectivo y se dio a la fuga.

Los agentes de la Guardia Civil de Mijas se hicieron cargo de la investigación del caso. Rápidamente dieron difusión de las características del autor a los demás cuerpos policiales por si algún agente se cruzaba con él y lograba detenerlo.

Desde un primer momento, los investigadores supieron que el atracador era muy joven. Además, posteriormente, le relacionaron con varios atracos que habían tenido lugar en la localidad y que eran de características similares, ejecutados en un hotel y contra un taxista.

Todos habían sido protagonizados por un joven a punta de pistola, que ocultaba su rostro bajo la capucha de una sudadera. Gracias a las pesquisas de los guardias civiles, finalmente ha sido posible la detención del sospechoso.

Las fuentes consultadas han explicado que el joven, supuestamente, empleó un arma de fuego verdadera durante uno de los atracos, aunque la habría perdido tras ese golpe y, en los posteriores, habría utilizado una de tipo simulado.