Cs denuncia la presencia de bacterias fecales en el Arroyo Real de Fuengirola

Javier Toro, esta mañana, junto a vecinos de la zona en el Arroyo Real. /SUR
Javier Toro, esta mañana, junto a vecinos de la zona en el Arroyo Real. / SUR

El Ayuntamiento asegura que se trata de una situación sobrevenida por la presencia de nidos de patos protegidos, que impiden actuar sobre la zona

Matías Stuber
MATÍAS STUBER

El Arroyo Real de Fuengirola está contaminado con bacterias fecales. Esa es la denuncia que ha efectuado este viernes el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el municipio, Javier Toro. Para ello se ha basado en sendos informes de un laboratorio de Fuengirola, Bio 9.000, en el que se asegura que, tras analizar el agua, «se ha detectado una contaminación fecal». Toro ha expuesto que la presencia de estas bacterias se debe a «la existencia de vertidos incontrolados al Arroyo Real» y ha exigido a la alcaldesa popular, Ana Mula, una solución de forma inmediata.

Los mencionados informes han sido encargados por el propio grupo municipal de Cs. El primero data del pasado 20 de agosto y el segundo, el más reciente, del 3 de septiembre. Las probetas de agua han sido tomadas por el propio Toro. El primer análisis corresponde a agua procedente de uno de los vertidos. El segundo, a agua tomada directamente del Arroyo Real.

El concejal de Cs ha estado acompañado por varios vecinos de la zona, que han confirmado la presencia constante de «malos olores» en la zona. «Los malos olores, la dejadez permanente de la zona, la afluencia de molestos mosquitos e insectos se unen a la gravedad de los residuos fecales que se vierten de forma constante», ha abundado Toro.

También ha recordado que ya ha informado durante la pasada legislatura sobre la situación que estaban sufriendo los vecinos del Arroyo Real y ha recriminado al equipo de gobierno en el Ayuntamiento que «no haya ejecutado ninguna acción para dar una solución a la situación del Arroyo Real». Para Toro, se trata de un «asunto de máxima gravedad, que exige una solución inmediata».

El Arroyo Real es una infraestructura que se finalizó de construir en el año 2008. El encauzamiento y embovedado del mencionado arroyo permitió eliminar la brecha natural que separaba Los Boliches del resto de Fuengirola a través de puentes de conexión para el paso de peatones y vehículos.

Respuesta del Ayuntamiento

El equipo del gobierno del PP admite que la zona del Arroyo Real acumula mucha suciedad y se encuentra en un estado deteriorado. Sin embargo, se achaca a una situación sobrevenida por la presencia de varias nidos de patos que pertenecen a una especie protegida, y que impide la limpieza de la zona con la habitual maquinaria. "Procedimos a la limpieza en el mes de agosto, y nos topamos con el impedimento por parte del Seprona", ha explicado un portavoz oficial del Ayuntamiento de Fuengirola. En estos momentos, se estaría a la espera de que la Junta de Andalucía dictamine cómo se debe actuar sobre el Arroyo Real.

No obstante, el Ayuntamiento asegura que desconoce si existe una contaminación fecal o no del agua. También niega que el portavoz de Cs haya entregado los mencionados análisis en los que se basa para efectuar la denuncia. Además, se lamenta la actitud de Toro, al considerar que es de sobra consciente de la problemática, al haber sido informado al respecto en sendos plenos.