Condenado a pagar una multa de 1.400 euros por circular con un patinete sin carné

Condenado a pagar una multa de 1.400 euros por circular con un patinete sin carné

Una jueza de Torremolinos ha dictado sentencia de conformidad con el acusado, un ciudadano chino arrestado en Benalmádena por un delito contra la seguridad vial

JUAN CANO y JAVIER RECIOMálaga

Las primeras detenciones por circular en los modelos de patinetes eléctricos más potentes ya han tenido respuesta judicial. Aunque la Fiscalía aún no tiene muy claro qué criterio adoptar al respecto, uno de esos arrestos –adelantados por SUR en su edición del domingo–ha desembocado incluso en una condena firme.

Así lo han confirmado a este diario fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), desde donde precisaron que la titular del Juzgado de Instrucción número de Torremolinos, que fue la que llevó el caso, le ha impuesto el pago de una multa de unos 1.400 euros. La sentencia se dictó 'in voce' de conformidad con el acusado.

Fuentes judiciales aclararon que se le ha condenado por un delito contra la seguridad vial por conducir sin carné y a una multa idéntica a la que se le impondría, de conformidad, a una persona que hubiera sido sorprendida circulando en una moto sin la licencia correspondiente.

El ya condenado fue interceptado el martes de la semana pasada por una patrulla de la Policía Local de Benalmádena en la avenida Antonio Machado cuando circulaba en un modelo L1e-B, un híbrido entre el patinete eléctrico y un ciclomotor que, según la normativa vigente, requiere estar en posesión de la licencia de moto para conducirlo.

El hombre, de nacionalidad china, fue detenido y trasladado a la comisaría de la Policía Nacional en Torremolinos-Benalmádena, donde se instruyeron las diligencias que acabaron en el juzgado. Fue citado para juicio rápido durante la guardia y condenado por estos hechos.

Dos días después, la escena volvió a repetirse, esta vez, con un ciudadano español. Otra patrulla de la Policía Local benalmadense interceptó en la misma zona a un usuario a bordo de un vehículo de estas características, denominados en el sector 'patinete-chopper', en alusión a las motos de ese tipo.

Las detenciones se están produciendo en virtud de una instrucción de la DGT –la 19/V-134–, la cual contempla, para los modelos con 1.000 vatios o más (alcanzan hasta 45 kilómetros por hora y son bastante más pesados), la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil y también del permiso de conducir AM, que no es otra cosa que la licencia de ciclomotores de toda la vida (hasta 50 centímetros cúbicos).