Los concesionarios de Mercacentro en Fuengirola decidirán el futuro del nuevo edificio

Mula se reunió con los concesionarios de Mercacentro para presentar el concurso./SUR
Mula se reunió con los concesionarios de Mercacentro para presentar el concurso. / SUR

Tras las desavenencias con los propietarios, el Ayuntamiento ha presentado esta semana el pliego de condiciones del concurso de ideas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El futuro del edificio de Mercentro –que se encuentra en un estado «lamentable» según los propios concesionarios– está ya un poco más claro tras varias intentonas fallidas. La alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, anunció hace unos días que ya ha entregado a los comerciantes del enclave el pliego de condiciones que regirá el concurso de ideas para determinar el futuro del edificio donde se encuentra este mercado.

Según explican desde el Consistorio, ahora deberán ser los propios concesionarios los que analicen dicho pliego para determinar si están de acuerdo con el mismo o quieren realizar algún tipo incorporación, para posteriormente publicarlo y que los interesados puedan presentar sus propuestas  y convertir este edificio «en un emblema de la Fuengirola del siglo XXI, un icono de esta gran ciudad que estamos haciendo juntos», defendió Mula.

Según la máxima responsable municipal, esta reunión de trabajo con los concesionarios fue «positiva y fructífera». «Vamos a ir de su mano con ellos para determinar el futuro de Mercacentro», añadió. Esta relación entre el gobierno municipal y los concesionarios de Mercacentro ha pasado por momentos más complejos. Hace unos meses, éstos explotaron ante la actitud de Mula.

El mercado de abastos de Fuengirola cuenta con 99 locales, de los cuales están ocupados apenas unos 30. A pesar de estar en pleno centro de la localidad, los locales no funcionan, un hecho que los comerciantes que quedan allí achacaron hace justo un año directamente a la actitud del Ayuntamiento, que a su juicio tiene el edificio «abandonado» con el objetivo de que abandonen sus puestos para poder realizar nuevos proyectos.

Tras aquellas quejas, Mula se comprometió a que el Ayuntamiento asumiera las reformas profundas en Mercacentro siempre y cuando los comerciantes aceptaran modificar sus condiciones, ya que según argumentó la regidora, es la «única manera» de que se puedan realizar las modificaciones que éstos solicitan. En declaraciones a SUR, Mula explicó que las concesiones dejan establecido el local y el número de metros de los que cada uno de ellos dispone dentro del mercado. Si finalmente se acometiera una reforma profunda (que todas las fuentes cifran en unos 9 o 10 millones de euros), el objetivo es que todos estén en la planta baja con acceso a la calle. Sin embargo, para que esta modificación se pueda realizar las concesionarias deberían adaptarse al proyecto resultante y 'apretarse' en una misma planta.

Pliego

Tras varios meses de trabajo, Mula avanzó que el pliego de prescripciones que han elaborado regirá ese concurso de ideas que pretenden sacar para que los profesionales aporten sus propuestas sobre este inmueble. «Ahora ellos, los concesionarios, deberán determinar si quieren introducir algún cambio o aportación, para que una vez consensuado, sacarlo a concurso y comenzar a definir qué tipo de edificio queremos para nuestra ciudad», explicó la regidora.

El Ayuntamiento apuesta por crear un nuevo inmueble «innovador» en el que se cumpla la normativa de accesibilidad y sostenible, moderno y abierto. De hecho, Mula recordó que el actual edificio, que data de los años ochenta, cuenta con una estética y unas características  que han quedado completamente obsoletas, como por ejemplo, la falta de luz natural que sufre al ser un inmueble muy cerrado y la problemática de accesibilidad y distribución de los locales.

«Queremos aunar las voluntades de todos los comerciantes. El tribunal para seleccionar la idea estaría compuesto por representantes tanto de los concesionarios como del Ayuntamiento, porque entendemos que en este proyecto tenemos que trabajar juntos», sentenció la alcaldesa, que deseó que la respuesta de los afectados se produzca «pronto».