Benalmádena sale del plan de ajuste tres años antes de lo previsto

Benalmádena celebró ayer en el penúltimo pleno de la legislatura. /SUR
Benalmádena celebró ayer en el penúltimo pleno de la legislatura. / SUR

El detonante ha sido un suplemento de crédito de 13,8 millones de euros aprobado en el pleno ordinario del mes de abril

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Buenas noticias para la situación económica del Ayuntamiento de Benalmádena. El alcalde, Víctor Navas; y el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, que tras la aprobación en el pleno de ayer un suplemento de crédito de 13,8 millones de euros, procedente del remanente positivo de tesorería de la liquidación del ejercicio 2018, se podrá hacer frente a la amortización pendiente de los préstamos incluidos en el plan de pago a proveedores que se formalizaron entre 2012 y 2013, por un importe de 74.801.490.90 euros, lo que a su vez permitirá salir del plan de ajuste en el que estaba inmersa la administración local.

«A nuestra llegada al Gobierno municipal en 2015 nos encontramos una deuda de 124 millones de euros», que argumentó que con esta medida Benalmádena será prácticamente un municipio con deuda cero, saneado económicamente.

«Nuestra salida del plan de ajuste implica que cada año tendremos acceso a inversiones financieramente sostenibles», añadió el alcalde, que añadió que ahora se iniciará el estudio de las necesidades económicas del Ayuntamiento para poder sostener el capítulo de ingresos con respecto a los gastos. Sobre esta misma cuestión, Arroyo incidió en que el municipio recupera la autonomía en su gestión municipal, y puede volver a tomar decisiones sobre la gestión y las inversiones de la ciudad sin la tutela del Ministerio de Hacienda. «De esta forma, también podremos decidir a qué dedicar los recursos municipales, fundamentalmente a afrontar las necesidades propias que tiene Benalmádena», agregó.

El responsable municipal de Economía resaltó que la salida del plan de ajuste se ha producido tres años antes de lo previsto. «La imagen de las cuentas municipales en estos momentos refleja que se cumple con la regla de gasto, se paga a los proveedores en tiempo y forma, y se ha reducido la deuda en 105 millones, arrastrada fundamentalmente de la legislatura 2003-2007, pasando de un endeudamiento del 122% a menos del 15% en estos cuatro años», enumeró. «Muchos de los préstamos que quedan por devolver no procede ahora levantarlos, porque costarían más posiblemente las comisiones de cancelación que los propios intereses que estamos pagando», insistió.

Luz verde también al proyecto del 'Edificio singular' de Arroyo de la Miel

A su juicio, ya es posible decir que Benalmádena es un municipio económicamente saneado, con una deuda pendiente en préstamos de alrededor de 16 millones que se irán pagando en los plazos previstos. «El levantamiento progresivo de estos préstamos para el pago a proveedores a través de adelantos ha supuesto un ahorro superior al millón de euros en intereses», sentenció Arroyo.

Durante el transcurso del pleno se aprobó además el nuevo anteproyecto de 'Edificio singular', el inmueble previsto para un amplio solar ubicado en la avenida de la Constitución en Arroyo de la Miel.

Sin estridencias

«Conforme al proyecto aprobado hoy en pleno, este edificio estará compuesto por una planta baja comercial, donde se ubicarán cuatro amplios locales comerciales, una primera planta con siete oficinas, cinco plantas superiores en las que se proyectan 23 viviendas», detalló el concejal de Urbanismo, Óscar Ramundo, confirmando la información avanzada por SUR hace unos meses.

De esta forma, el nuevo 'Edificio singular' sumará un total de siete plantas (planta baja y seis superiores, estando una retranqueada), además de un subsuelo para 32 plazas de aparcamiento. «En cuanto a la imagen del mismo, podemos decir que se tratará de un edificio moderno compuesto por tres volúmenes bien diferenciados: uno central, con un volumen saliente que emulará la proa de un barco; y dos volúmenes laterales a éste principal, uno sobre la avenida de la Estación y otro sobre calle Blas Infante», detalló el concejal.

«El diseño lo podemos calificar de elegante, sin estridencias ni ornamentos suntuosos», insistió Raimundo, que matizó que tras la aprobación, el arquitecto de esta iniciativa urbanística, auspiciada por los propietarios de la parcela, deberá presentar toda la documentación del proyecto básico y del de ejecución para su aprobación por parte de los técnicos municipales. Una vez pasado dicho trámite, se concederá la licencia de obras pertinente.

El tercer gran asunto del pleno fue la modificación de la ordenanza municipal reguladora de la protección, bienestar, tenencia responsable de animales y animales potencialmente peligrosos de Benalmádena, con el objetivo de minimizar el efecto de las micciones de los animales de compañía en la vía pública. «Este cambio en la ordenanza busca concienciar al ciudadano de que tener una mascota conlleva responsabilidad y colaboración para mantener las calles limpias y evitar focos de insalubridad», explicó Navas.

«Prescindiendo de otras posibles alternativas, como la creación de algún impuesto o tasa especial, hemos optado por estas modificaciones en la ordenanza para que la responsabilidad de los dueños de mascotas vayan más allá de la recogida de las heces, sumando así la obligación de minimizar el impacto de las micciones con el uso de agua jabonosa, contribuyendo así a la mejora de la convivencia», añadió Navas, que señaló que esta medida se ha consensuado y está respaldada por diversos colectivos animalistas del municipio. En este sentido, la concejala de Sanidad, Alicia Laddaga, recordó que ya son muchas las ciudades españolas «en las que las personas que sacan a pasear perros llevan consigo un botellín con agua con jabón para limpiar los orines».