Benalmádena se reivindica como municipio de la Costa con el agua más barata

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Tras la polémica en las últimas semanas sobre la ruptura del acuerdo entre PP y PSOE en la Mancomunidad tras la reclamación del Ayuntamiento de Benalmádena -y después de las críticas del PP-, el gobierno salió ayer para defender que el coste para los usuarios es el más competitivo de los grandes municipios de la Costa del Sol.

Así, sostienen que ara un consumo de 15 metros cúbicos, Málaga mantiene una tarifa de 84.62 euros, Fuengirola de 32,20 , Torremolinos de 30,98 , Marbella de 27,42 , Mijas de 20,47 y Benalmádena de 19,83.

Además, desgranan que para un consumo de 25 metros cúbicos, Málaga mantiene una tarifa de 87,67 euros, Fuengirola de 40,84, Torremolinos de 40,03, Marbella de 47,13, Mijas de 46,51 y Benalmádena de 26,14.

Por último, desgranan que para un consumo de 36 metros cúbicos, Málaga mantiene una tarifa de 95,72 euros, Fuengirola de 50,68, Torremolinos de 47,66, Marbella de 78,79, Mijas de 56,68 y Benalmádena de 35,12.

«Además, Benalmádena cuenta con una de las redes de abastecimiento con mayor rendimiento de toda la provincia, en las que la perdida de agua en Benalmádena supone la menor de todo el entorno: un porcentaje de perdida entre el 15% y el 10%, una cifra muy reducida consecuencia de las inversiones realizadas durante los últimos años en materia de redes de agua», argumentaron en un comunicado.

Así, iniciden en que del total de agua suministrada, un 30% proviene de Acosol, a quien Benalmádena compra agua en alta para garantizar el suministro durante los meses de verano ante el aumento de la población; y que el mismo porcentaje de adquisición de agua a Acosol se ha mantenido en las tres últimas legislaturas. «Este año se ha mantenido la tarifa para contadores domésticos, para así evitar aplicar la subida del IPC, repercutiendo la subida obligada por ley únicamente a los contadores de riego», añadieron.

Esta misma semana, los concejales del equipo de gobierno, Javier Marín y Joaquín Villazón, acusaron a la presidenta de la Mancomunidad, Margarita del Cid, de «faltar a la verdad» en los argumentos que ha explicado para justificar su ruptura del pacto de gobierno: «Ha usado a Benalmádena para romper un acuerdo de gobierno y para atacar a José Bernal», afirmaron ambos ediles. «Este recurso ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo viene motivado por un canon que en su día la Mancomunidad, a través de Acosol, cobró más tiempo de lo que debía, razón por la que ahora deben devolver ese dinero al pueblo de Benalmádena», defendieron los concejales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos