Benalmádena plantea bonificar el IBI al alquiler residencial para frenar el auge de pisos turísticos

Benalmádena plantea bonificar el IBI al alquiler residencial para frenar el auge de pisos turísticos

El alcalde considera que este asunto está generando un «problema grave» de vivienda en el municipio

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El elevado precio de los alquileres en la provincia de Málaga -especialmente en la zona del litoral- se ha convertido en los últimos meses en unos de los asuntos que más preocupan a los ciudadanos. A pesar de que de momento no hay una política común sobre cómo equilibrar los alquileres residenciales con los turísticos. Mientras que hace unas semana el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria planteaba acotar las viviendas turísticas a aquellos edificios que solo se dedicaran a ello (una medida de la que aún hay que analizar su legalidad), ahora es el alcalde Benalmádena el que ha propuesto su propia receta.

El alcalde, Víctor Navas, y la concejala y diputada provincial socialista, Irene Díaz, ofrecieron ayer una rueda de prensa para informar sobre la voluntad del partido de iniciar el debate sobre la «problemática» generada por el alquiler turístico en la localidad, asegurando además que está generando «un problema grave de vivienda en el municipio».

«A consecuencia de que cada vez son más propiedades las que se ponen a disposición del alquiler turístico, Benalmádena se está quedando sin viviendas para el alquiler residencial», señaló Navas. «Mucha gente que tiene que trasladarse hasta nuestro municipio para trabajarse encuentran el problema de la falta de viviendas para alquilar y establecer su residencia con nosotros más allá de los precios del alquiler turístico, que resultan inasequibles para la mayoría de familias», sostuvo.

Debido a este motivo, el alcalde anunció que van a presentar una moción al pleno de julio para pedir que todas las viviendas que se dediquen al alquiler residencial de larga temporada sean consideradas de interés social. «Esto permitiría que se puedan bonificar su IBI hasta un porcentaje del 95%: así, una vivienda con un precio medio de alquiler mensual de 700 euros y con un IBI de 2.000 euros únicamente abonaría 100 euros por este concepto gracias a esta medida», detalló el primer edil.

«Con esto queremos sacar todo el fondo de mercado de viviendas que hoy por hoy no se están alquilando, o se encuentran en alquiler turístico, ofreciendo un aliciente a sus propietarios para que las destinen al residencial», destacó.

Un paso más

Tal como señaló el alcalde, esta medida solo la van a poder poner en marcha si todas las fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento se ponen de acuerdo. «Se está haciendo una gran labor desde la Oficina de Rescate Ciudadano, la delegación de Bienestar Social y la empresa municipal de vivienda Provise, pero tenemos que ir un paso más allá», matizó.

«No toda la responsabilidad en la búsqueda de la solución a este problemática corresponde al Ayuntamiento de Benalmádena, pero desde la administración local debemos esforzarnos por poner en marcha medidas para incentivar el alquiler residencial», añadió, para referirse a todos los actores implicados en la problemática. «Quiero lanzar un mensaje a otras administraciones: tenemos un problema acuciante en capitales de provincia y municipios turísticos, y por ello deben legislar y armonizar para que no haya diferencias entre comunidades autónomas», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos