Benalmádena obtiene el visto bueno del Ministerio para financiar las escolleras

Los daños por los temporales han sido cuantiosos estos últimos años en Benalmádena./SUR
Los daños por los temporales han sido cuantiosos estos últimos años en Benalmádena. / SUR

El alcalde, Víctor Navas, confirmó ayer que elaborarán un convenio que permita acelerar la construcción de estas infraestructuras

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Ayuntamiento de Benalmádena financiará la construcción de escolleras en su litoral –a pesar de no ser un asunto de su competencia– para acelerar el proceso. El alcalde, Víctor Navas, y la concejala de Playas, Encarnación Cortés, mantuvieron la semana pasada un encuentro con representantes del Ministerio para la Transición Ecológica con el objetivo, precisamente, de «impulsar y acelerar» la creación de nuevas escolleras semisumergidas para incrementar la protección del litoral benalmadense de los efectos de los temporales, y que según los representantes municipales acabó con un acuerdo.

Así, Navas planteó la posibilidad de que el Ayuntamiento pudiera adelantar la financiación de la ampliación de 80 metros en el dique exento de Malapesquera, para reforzar la protección de la playa de Las gaviotas, una de las más castigadas por los temporales durante los últimos inviernos. «Dicha ampliación del dique exento cuenta ya con el preceptivo informe de impacto medioambiental, que deberá salir a exposición pública durante las próximas semanas, y las obras para su construcción deberían licitarse a primeros de 2019, por lo que en un plazo entre 12 y 18 meses podría construirse dicha ampliación», anunció el primer edil en un comunicado.

Además, otra de las reivindicaciones que el alcalde afirma haber trasladado al Gobierno es la posibilidad de crear un nuevo espigón semisumergido que ofrezca cobertura a la playa de Santa Ana, especialmente castigada por el oleaje durante los temporales. «Durante los últimos inviernos esta zona del litoral ha sido la más dañada, provocando cuantiosos daños en los negocios de playa, y alcanzando el agua al paseo marítimo en algunos casos», recordó.

De esta manera, el alcalde planteó al Gobierno la posibilidad de «cofinanciar» la creación de esta nueva escollera semisumergida con el objetivo de agilizar su construcción, «una alternativa que ha contado con el respaldo de la Subsecretaría de Estado», explicó. «En el encuentro nos comprometimos a elaborar desde el Ayuntamiento un convenio para la cofinanciación de las obras, en nuestro afán por acelerar su creación ante la urgencia del problema», desgranó. «De esta manera defendemos en Madrid las reivindicaciones de los empresarios de playa, que invierno tras invierno sufren cuantiosas pérdidas a consecuencia de los temporales, poniendo así todos los recursos de la administración local en apoyo del tejido empresarial local», sentenció el regidor.

Compromiso

Esta negociación para adelantar el dinero no es nueva. El pasado mes de enero de 2018 el Gobierno central se comprometió a ejecutar el proyecto de ampliación del dique exento de Benalmádena, una medida que efectivamente estabilizaría las playas y reduciría los efectos de los temporales. El proyecto ya estaba aprobado, según explicó el entonces subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, que supeditó la puesta en marcha de las obras a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y a la elaboración del informe de impacto medioambiental. El coste de las obras, «una solución más que definitiva a la inestabilidad» de la costa benalmadense –señalaron entonces–, asciende a más de medio millón de euros.

Desde el Ayuntamiento, sin embargo, ya consideraban que el proyecto podría agilizarse en caso de que el Gobierno central aceptase su propuesta para financiar las obras mediante fondos municipales. El alcalde, Víctor Navas, planteó en enero esta posibilidad argumentando que el Consistorio tenía capacidad inversora suficiente para afrontar el proyecto debido al superávit alcanzado.

 

Fotos

Vídeos