Benalmádena formaliza la exención a AFAB del pago de 14.000 euros anuales

A. GÓMEZ.

::Llevaban años reclamándolo, y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias en Benalmádena (AFAB) por fin ha visto atendidas dos de sus principales demandas. El Ayuntamiento ha formalizado la concesión demanial definitiva para la adjudicación directa de una parcela en la zona de Santangelo Norte y Miramar, donde la asociación espera abrir un centro en cuanto consiga financiación. El Consistorio también ha eximido a la organización social del pago del canon de 14.000 euros anuales, importe «inasumible» para la asociación. El alcalde, Víctor Navas, asegura que la medida voltea una situación injusta: «No era de recibo que un colectivo que tanto aporta a la sociedad con su labor altruista tuviera que abonar ese dinero cada año».

Los técnicos municipales han considerado conveniente formalizar la concesión definitiva de la parcela al tratarse de una entidad sin ánimo de lucro «que realiza valiosos servicios en la comunidad». Entre los servicios que presta destaca la atención psicológica tanto a pacientes como a cuidadores, grupos de autoayuda, asesoramiento en recursos sociales, orientación en cuestiones legales, servicio de transporte a domicilio para los pacientes o talleres para la detección precoz del deterioro cognitivo en la tercera edad, además de la creación de una unidad de respiro familiar para descargar a los familiares de pacientes del estrés del cuidado diario.

Donaciones

La presidenta de AFAB, Mari Cruz Azuaga, incide en la necesidad de trasladar la sede actual, situada en un local de la avenida Ciudad de Melilla por el que la asociación paga un alquiler mensual de 2.000 euros que afronta mediante las donaciones de familiares y las actividades organizadas durante todo el año. «Ahora contamos con 320 metros cuadrados, pero la sede se nos ha quedado pequeña y hasta tenemos lista de espera», explica Azuaga. Las instalaciones de AFAB están divididas según las diferentes etapas de la enfermedad: «Los espacios son muy importantes para los enfermos de alzhéimer, porque cada estadio tiene necesidades específicas diferentes».

La asociación atiende en la actualidad a más de medio centenar de pacientes y cuenta con voluntarios, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas, fisioterapeutas y auxiliares de geriatría. Ahora busca financiación para construir un centro diurno en la parcela cedida por el Ayuntamiento, objetivo para el que ya han puesto en marcha varios actos solidarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos