Benalmádena debatirá el uso de material pirotécnico en la vía pública

Navas, con los representantes de la asociación ABAD. :: i. g./
Navas, con los representantes de la asociación ABAD. :: i. g.

El alcalde, Víctor Navas, llevará una moción a pleno después de que una asociación haya recogido más de 2.300 firmas

I

gelibter. El pleno de Benalmádena debatirá en su próxima sesión el uso de los petardos en la vía pública en estas navidades. Un asunto que ya ha sido motivo de análisis en muchos municipios de la provincia, y que en la mayoría de los casos ha acabado con la prohibición.

El alcalde de la ciudad, Víctor Navas, recibió ayer por la mañana a la vicepresidenta de ABAD, Teresa Muñoz; la trabajadora social de la asociación, Laura Palacios; y la socia de ABAD, Ana Portales, que presentaron en el registro de entrada del Ayuntamiento 2.350 firmas solicitando la regulación del uso de cohetes y petardos durante las fiestas municipales, con control por parte de la Policía Local del material explosivo utilizado y del nivel de decibelios.

De esta manera, el primer edil anunció que, tras la presentación de dichas firmas, se llevará a pleno una moción para debatir esta cuestión. «Ahora abriremos un debate entre la ciudadanía y las diversas fuerzas políticas para que todos pronuncien su criterio sobre este tema», adelantó Navas.

«Los diversos colectivos que hemos recogido estas firmas solicitamos que las tiradas de petardos y cohetes durante las fiestas municipales se realicen en días y horarios específicos, que se anuncien a la ciudadanía mediante los medios oportunos para tomar así las precauciones debidas para limitar las molestias a personas y animales de compañía que sufren por su uso, ya que en muchos casos se sobrepasan los niveles razonables de tolerancia al ruido ambiental», argumentó la portavoz de la citada asociación.

Otros municipios

En varios de los grandes municipios el uso de los petardos está prohibido, aunque no siempre se cumple. En el caso de Málaga capital, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, emite cada año el bando con motivo de las fiestas de Navidad y Fin de Año en el que recuerda esta prohibición sobre la venta ambulante de productos pirotécnicos y su uso en la vía pública debido a las alteraciones vecinales y de orden público así como por las molestias «evidentes que supone para nuestros amigos los perros». En él, explica que el material pirotécnico podrá ser utilizado en zonas no residenciales o aisladas del entro de la ciudad y de todos sus barrios y, en todo caso, a más de 300 metros de cualquier edificación o arboleda.

Aun así, cada año se incumple esta normativa, por lo que cobra especial importancia el control de la Policía Local, aunque en Benalmádena aún tienen que decidir su postura.

 

Fotos

Vídeos