Cae en Benalmádena una banda que sustraía relojes lujosos mediante hurtos 'cariñosos'

Cae en Benalmádena una banda que sustraía relojes lujosos mediante hurtos 'cariñosos'
Archivo

Simulaban conocer a las víctimas o solicitarles algún tipo de favor, y aprovechaban el momento para abrazarlas y sustraerles efectos de valor

EFE

Dos hombres y dos mujeres de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre los 22 y los 26 años han sido detenidos por la Policía en Benalmádena como presuntos autores de hurtos 'cariñosos'. Según apunta la Policía Nacional en un comunicado, sustraían relojes de alta gama mientras abrazaban a la víctima.

La investigación comenzó al detectarse en zonas turísticas de Benalmádena un grupo de personas que se podría estar dedicando a la comisión de estos hurtos 'cariñosos'. Paralelamente, una dotación de la Policía Local arrestó a varias personas por este tipo de delito, después de que unos ciudadanos presenciaran cómo dos mujeres habían intentado sustraer un reloj al descuido a un hombre en el paseo marítimo de la localidad.

Los agentes localizaron y detuvieron a las dos mujeres cuando trataban de huir del lugar en un vehículo ocupado por dos hombres que también fueron arrestados.

Al continuar con las indagaciones, los agentes comprobaron que los arrestados formaban parte de un grupo criminal especializado en la comisión de hurtos 'cariñosos'.

Los integrantes de la red podrían haber participado en al menos seis hechos delictivos -cinco hurtos y un robo con violencia- en las localidades malagueñas de Torremolinos, Benalmádena y Marbella y fueron detenidos en dos ocasiones en apenas ocho días.

Entre los efectos cuya sustracción se les atribuye figuran dos relojes de alta gama valorados en 35.000 y 12.000 euros, respectivamente.

Cada uno de los integrantes del grupo criminal llevaba a cabo un papel determinado, ya que las mujeres eran las encargadas de aproximarse a las víctimas y, tras simular conocerlas o solicitarles algún tipo de favor, aprovechaban el momento para abrazarlas y sustraerles el reloj u otros efectos de valor.

Por su parte, los hombres eran los responsables de trasladar en un vehículo hasta el lugar del hurto a las mujeres y de recogerlas cuando habían cometido el delito, y en alguna ocasión usaban la violencia para conseguir sus propósitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos