La Audiencia Provincial archiva la causa contra Nozal en el 'caso Mijas'

Imagen de archivo de Ángel Nozal. /
Imagen de archivo de Ángel Nozal.

La Sala 9 de la Audiencia de Málaga estima en parte el recurso de apelación presentado por la defensa de Ángel Nozal

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La Audiencia Provincial de Málaga ha sobreseido de forma provisional la causa contra el exalcalde de Mijas, Ángel Nozal, por el llamado 'caso Mijas'. En ella se investigaba un supuesto delito de cohecho cometido por éste y otro edil del PP, Santiago Martín, que le habrían ofrecido un puesto de trabajo a un edil de Costa del Sol Sí Puede (Francisco Martínez) a cambio de firmar una moción de censura.

Según el auto, al que este periódico ha tenido acceso, el juez sostiene que si se acude a las conversaciones mantenidas Martín y Martínez antes de la reunión, se constata que el primero «parece proponer» al segundo lo que le tiene que decir a Ángel, lo que según el juez «no resulta lógico si fuera cierto que los dos concejales del Partido Popular actuaban de común acuerdo». Visto lo cual –añade– se ha de concluir que con los datos aportados por el denunciante no se deduce la existencia de indicios racionales para creer que se hubiese concertado con Santiago Martín para proponer a Martínez que apoyara una supuesta moción de censura en el Ayuntamiento a cambio de proporcionarle un trabajo o no denunciarlo por una supuesta malversación, «por lo que el recurso se ha de acoger en parte, decretándose el sobreseimiento provisional de las actuaciones», matiza.

Además, y según se esgrime en el auto, en el recurso interpuesto por Nozal se esgrimen varios motivos de impugnación, exponiéndose que la investigación criminal se ha «cerrado en falso», ya que por su parte se ha impugnado la grabación de la conversación, «tanto por la posibilidad de que haya sido manipulada, como en cuanto a su propia validez, ya que considera que el señor Martínez creó una prueba trampa para aparentar unos hechos con carácter de delito», apunta.

El juez considera en este punto que se ponen de manifiesto las «contradicciones» en que incurrió el edil de CSSP, argumentando que tanto ante la Fiscalía como en el Juzgado dijo que la conversación la había grabado con su teléfono móvil, mientras que en un programa radiofónico al que acudió poco después dijo que había utilizado una grabadora.

Por otra parte, la Audiencia también recoge la denuncia de Nozal de que la jueza de instrucción había incurrido en un error en el relato de hechos que contiene el auto de incoación de procedimiento abreviado, ya que en la transcripción que obra en la causa, que fue realizada por el propio Martínez, «en ningún momento se recoge que Ángel (Nozal) le ofreciera nada». «Se efectúan determinadas manifestaciones o valoraciones de lo que según la parte ocurrió, y que no es otra cosa que el denunciante, que está seriamente enemistado con los miembros del Partido Popular de Mijas demostrado con las diversas denuncias que ha formulado». Sobre ello, recuerda la teoría de Nozal que sostiene que Martínez «urdió un montaje, provocando conversaciones que sirvieran de base a una denuncia por un soborno que en realidad nunca existió».

Denunciante

Sobre la grabación, el juez recuerda que la Sala acordó reclamar la transcripción completa de la grabación aportada, y que ha tenido conocimiento de que no se ha llevado a cabo, lo que a su juicio hubiera sido «muy conveniente» teniendo en cuenta que lo único que aparece transcrito es lo que hizo el denunciante, que ha seleccionado aquellos fragmentos que según su parecer resultan relevantes. «De dicha conversación, el denunciante solo reproduce unos párrafos que ocupan exactamente un folio, y en ningún momento se deduce de la misma que Ángel le propusiera unirse a una hipotética moción de censura», añade, para a continuación transcribir parte de esa conversación legando a esta conclusión: «No consta que existiera, por tanto, ninguna propuesta expresa y clara por parte del señor Nozal dirigida al denunciante para que apoyara una hipotética moción de censura».

Uno de los hechos más llamativos de este auto es que el juez se refiere en todo momento a Martínez como el «denunciante», cuando en realidad las diligencias sobre esta causa se abrieron de oficio por parte de la Fiscalía Anticorrupción. No en vano, Martínez declaró en calidad de testigo en la primera fase de la instrucción. Aunque la Audiencia se ha pronunciado sobre el papel de Nozal descartando su posible comisión de delito, la instrucción de la causa sigue adelante mantiendo –al menos de momentoh el papel de investigado en el caso de Santiago Martín.