Torremolinos esterilizará a los gatos callejeros para controlar su superpoblación

Animalistas, durante una concentración frente al Consistorio para pedir la implantación del método CES./
Animalistas, durante una concentración frente al Consistorio para pedir la implantación del método CES.

El Ayuntamiento atiende la demanda de varias asociaciones y constituye un grupo de trabajo para el censo y seguimiento de las colonias felinas

ALBERTO GÓMEZ

Tras varias concentraciones y protestas por parte de las asociaciones animalistas de Torremolinos, la última el pasado viernes, el Ayuntamiento anunció ayer la puesta en marcha de un plan de captura, esterilización y suelta (CES) de los gatos callejeros. La medida pretende atajar el problema de colonias felinas incontroladas y establecidas en Torremolinos desde hace años. Una sanción de 250 euros a una vecina por esterilizar y alimentar a estos animales reabrió el debate la semana pasada, cuando varias organizaciones como Liberación Animal o Afectados por Parque Animal recordaron que el Consistorio no había iniciado ninguna acción para controlar la creciente población felina del municipio.

El asunto será abordado por el consejo local de Medio Ambiente, que celebrará su primera reunión el próximo lunes. El Ayuntamiento constituirá un grupo de trabajo para el estudio, evaluación y seguimiento de los gatos callejeros, un método que incluirá un censo felino elaborado por voluntarios. El consejo está formado por representantes municipales y asociaciones y también tiene entre sus competencias la sanidad y la protección animal. Esta comisión sectorial, aprobada en pleno en marzo del año pasado, ya ha dado por concluido los procesos de información pública del reglamento y de recepción de solicitudes para su integración, un período que los animalistas aseguran que «ha durado demasiado».

El consejo de Medio Ambiente, presidido por la concejala del Área, Maribel Tocón, está compuesto por asociaciones como las mencionadas y Aula Verde, Patitas en Acción, Ocho Vidas o Apacet, entre otras. También formarán parte de la mesa representantes de todos los partidos políticos, técnicos municipales y representantes de la Policía Local, el Colegio de Veterinarios y Parque Zoosanitario. La comisión tiene como objetivo consensuar la toma de decisiones que afecten al medio ambiente y la protección a los animales, un asunto especialmente delicado en Torremolinos tras los episodios de Parque Animal, la protectora cuya presidenta ha sido condenada por el sacrificio masivo e injustificado de perros y gatos hasta 2010.

Crecimiento incontrolado

El control de la superpoblación de gatos que registra Torremolinos será el primer tema puesto sobre la mesa del consejo. Desde el Ayuntamiento reconocen que «el crecimiento incontrolado de la población felina y su abandono han provocado la formación de colonias que comprometen la salud pública y el bienestar animal». El plan CES permitirá atajar la proliferación descontrolada de gatos en la vía pública. Se trata de un sistema adoptado ya en otros municipios «y respetuoso con la normativa y la declaración universal de los derechos de los animales», según explican fuentes municipales.

El plan contempla la captura, exploración, desparasitación, esterilización y posterior suelta del animal en su misma colonia, espacios que tendrán una ubicación predefinida lejos de centros sanitarios, educativos, culturales y edificios de viviendas. El plan estará financiado por el Ayuntamiento y será ejecutado por los veterinarios municipales. Los voluntarios podrán elaborar el censo y garantizar agua y alimento.

 

Fotos

Vídeos