Podemos y Costa del Sol Sí Puede estudian su fusión y consensuarán mociones

El grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos, en una de las sesiones plenarias. :: a. g./
El grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos, en una de las sesiones plenarias. :: a. g.

La unión no tendría validez jurídica pero permitiría la creación de grupos de trabajo sobre temas municipales como el PGOU

ALBERTO GÓMEZ

El grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos y su partido matriz, Podemos, estudian la fusión de ambas estructuras a nivel organizativo, un paso que debe ser corroborado en asamblea. La intención es «desdoblar el trabajo» que ahora realizan por duplicado, según sus dirigentes, con el objetivo de «ser más eficaces». La unión planteada no tendría efectos jurídicos y las dos formaciones mantendrían sus respectivos nombres, pero el cambio sería notorio, sobre todo en el plano municipal. La elaboración conjunta de las mociones llevadas a pleno y el establecimiento de una única convocatoria para las reuniones asamblearias serían las dos consecuencias más importantes de esta posible fusión.

La secretaria general de Podemos en Torremolinos, Graci López, confía en que la unión permita la creación de grupos de trabajo sobre asuntos que consideran «prioritarios», como el próximo Plan General de Ordenación Urbana: «Será un espacio de confluencia donde debatir temas importantes a nivel local». En la misma línea se pronuncia el líder de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos, José Piña, que afirma que la fusión «también nos daría fuerza a escala supramunicipal para presentar reclamaciones en competencias que son autonómicas o nacionales, como todo lo relacionado con la sanidad o la educación».

Frente a la brecha abierta en algunos municipios como Benalmádena, los representantes de Podemos y de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos quieren dejar clara su «buena sintonía» y la intención de «trabajar conjuntamente». El partido instrumental quedó conformado en seis localidades malagueñas (Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Marbella, Mijas y Estepona) para las elecciones municipales celebradas el 24 de mayo bajo la marca Costa del Sol Sí Puede, con el objetivo de «sacar adelante propuestas comunes en los seis ayuntamientos en beneficio de la ciudadanía».

La situación más delicada de la formación tiene lugar en Benalmádena, donde dos de los cuatro miembros del Consejo Ciudadano de Podemos acusan a los ediles de Costa del Sol Sí Puede de «haber vendido su labor en la oposición a cambio de sueldos y de ser perros lazarillos del alcalde, Víctor Navas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos