El PSOE escenifica su acuerdo de investidura en Benalmádena

El PSOE escenifica su acuerdo de investidura en Benalmádena

Los socialistas esperan la confirmación de la formación naranja para rubricar el pacto cerrado ayer «de forma verbal»

ALBERTO GÓMEZ

El PSOE ha escenificado hoy en la Casa de la Cultura de Arroyo de la Miel el pacto de gobierno de Benalmádena cerrado ayer «de forma verbal», a la espera de que Ciudadanos reciba el visto bueno del comité nacional a su decisión de votar a favor de los socialistas. El acuerdo fue alcanzado anoche tras una maratoniana reunión con los de Albert Rivera, Costa del Sol Sí Puede, Izquierda Unida y la formación local Alternativa por Benalmádena. El líder del PSOE, Víctor Navas, que previsiblemente será investido alcalde mañana con los apoyos de todos los grupos políticos del municipio salvo el PP y Vecinos por Benalmádena, ha presentado un acuerdo de estabilidad para los próximos cuatro años con el objetivo de reducir las posibilidades de una moción de censura, como ha ocurrido en las dos últimas legislaturas.

De confirmarse el sí de Ciudadanos, el nuevo gobierno estaría formado por los siete concejales socialistas, los dos de Izquierda Unida y la representante de Alternativa por Benalmádena. Por su parte, la formación naranja y Costa del Sol votarán a favor de Navas pero no ocuparán concejalías y pasarán a la oposición, aunque el partido respaldado por Podemos será responsable de la creación de un portal de transparencia, una oficina de rescate ciudadano y una coordinadora de actividades culturales.

A pesar de ser la fuerza más votada, con nueve de los trece concejales necesarios para la mayoría absoluta en Benalmádena, el PP llega al día de la investidura sin cerrar acuerdos con ningún partido. Ciudadanos y Vecinos por Benalmádena pidieron la salida de la alcaldesa en funciones, Paloma García Gálvez, como requisito para plantear posibles alianzas. La negativa de los populares propició un cambio en la hoja de ruta de la formación naranja, que inicialmente había decidido abstenerse. Su apoyo será necesario para que Navas, concejal desde 2012, arrebate el bastón de mando al PP.

En este escenario, la posible abstención de Vecinos por Benalmádena, liderado por el edil no adscrito Juan Antonio Lara, que en 2011 se presentó bajo el partido de Enrique Bolín, resulta ya irrelevante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos