Padres de alumnos se agrupan en una plataforma para exigir infraestructuras pendientes

Aspecto de una de las 18 aulas prefabricadas del CEIP Indira Gandhi, que cuando llueve se ven especialmente perjudicadas.  /
Aspecto de una de las 18 aulas prefabricadas del CEIP Indira Gandhi, que cuando llueve se ven especialmente perjudicadas.

Anuncian manifestaciones para acabar con la falta de plazas y zonas de recreo, la saturación, las aulas prefabricadas y las instalaciones obsoletas

ALBERTO GÓMEZ

La lucha comenzó hace cinco años, cuando el CEIP Indira Gandhi, en Mijas, abrió sus puertas con aulas prefabricadas en los aparcamientos de otro centro. La promesa de construir un nuevo colegio fue postergándose hasta convertir la situación, en principio provisional, en permanente. Hace tres meses, un grupo de padres y madres de alumnos contactaron con las plataformas Prometo, en Málaga, y Rincón Educa, en Rincón de la Victoria, y pusieron sobre la mesa problemas comunes como la saturación en las clases, las infraestructuras obsoletas, la pérdida de espacios de recreo o la falta de plazas. Juntos decidieron crear una plataforma a nivel autonómico que aunara esfuerzos para conseguir objetivos compartidos, una iniciativa que ayer trazó su hoja de ruta inicial en el colegio Mariana Pineda de Benalmádena.

A la reunión acudieron representantes de la Confederación Andaluza de AMPA, de la Federación Malagueña de AMPA y de centros de localidades como Mijas, Fuengirola o Marbella, a su vez en contacto con padres y madres de colegios de Vélez Málaga, Torremolinos y Rincón de la Victoria, además de otros municipios andaluces.

La plataforma, bajo el nombre AMPA Andaluza en la lucha, organizará movilizaciones conjuntas en distintos puntos de Andalucía, sentadas, encierros y faltas colectivas y difundirá sus protestas en las redes sociales. «El objetivo es luchar por una educación pública de calidad y hacer mucho ruido para que nos presten atención y que todos sean conscientes de las pésimas condiciones en las que muchas veces reciben clase nuestros hijos», aseguran.

«Clase en un baño»

El caso del CEIP Indira Gandhi es uno de los más alarmantes. Cerca de 450 niños de entre tres y siete años están ubicados en 18 aulas prefabricadas sin biblioteca ni zonas comunes y con problemas de goteras y descorcho del suelo cada vez que llueve: «Dan clase de Alternativa en un cuarto de baño al que se le han quitado los sanitarios y cuyos agujeros han sido tapados con chapas, y las aulas son auténticas latas en las que nuestros hijos pasan muchas horas al día». A pesar de que la adjudicación del proyecto de construcción de un nuevo centro fue firmada en abril, los padres y madres del centro prefabricado no tienen claro que el problema se solucione a corto plazo: «Llevamos cinco años esperando y han tardado 16 meses solo en adjudicar el proyecto, así que no confiamos ya en la palabra de nadie».

El 17 de febrero ya se manifestaron en la puerta de la Delegación de Educación en Málaga. Prometen que, hasta que las ansiadas infraestructuras no lleguen, aquella movilización será «la primera de muchas».