Los navegantes limpian su entorno

Zabell, en el centro, con los monitores da explicaciones a los chavales antes de la limpieza/
Zabell, en el centro, con los monitores da explicaciones a los chavales antes de la limpieza

El Club de Vela de Fuengirola organiza unas jornadas de recogida de residuos con la presencia de Theresa Zabell

MARI CARMEN JAIME

Amar el mar no es sólo disfrutar de él mientras se bucea, navega o nada y los casi 40 alumnos de la escuela de vela de Fuengirla han aprendido hoy que el respeto al medio ambiente también pasa por el mantenimiento y conservación del litoral.

El Club de Vela de esta localidad costasoleña ha celebrado una jornada enmarcada dentro de la programación de la fundación Ecomar, institución que preside la campeona olímpica e hija adoptiva de la ciudad, Theresa Zabell. Es la primera vez que el colectivo organiza una jornada de limpieza del mar en el municipio, un evento esponsirizado por Coca Cola y en el que ha colaborado el Ayuntamiento.

En concreto, los alumnos de la escuela de vela han limpiado todo el entorno de la bocana que da acceso al puerto, tanto en el entorno de roqueo como sobre la superficie marítima, ayudados por las embarcaciones del centro. Otros negocios de la localidad han colaborado aportando buzos que han centrado su labor en los fondos marinos.

El objetivo de esta iniciativa, que a lo largo del verano llegará a otras 50 ciudades costeras del país, es crear una conciencia medioambiental y fomentar las tareas de reciclaje. Como la deportista ha asegurado en la presentación del evento ante el club donde se inició en la navegación "son muy pocos los países del mundo que tienen unas costas tan bonitas como las españolas y que, al mismo tiempo, apenas están cuidadas como se merecen, y actividades como ésta ayudan a crear concienciación en las nuevas generaciones". Pese a esta afirmación, Málaga es la provincia que cuenta con un mayor número de voluntarios dedicados a la limpieza de los fondos marinos