Comparsa 'La barricada'

Comparsa 'La barricada': Los guerrilleros llegan al sentimiento
/ Eduardo Nieto

Arroyo de la Miel

Director: Ginés González Tadeo

Letra: Abraham Jaén Soto

Música: Deóclides Márquez Hierro

En 2013: La caribeña (Quinto premio)

Preliminares

Grandes voces para comenzar la sesión ****

vídeo

/ Foto: Eduardo Nieto | Vídeo: 101tv

Da gusto escuchar a estos guerrilleros que montan su barricada ante la Catedral. Sin dar una voz más alta que la otra, ni necesidad de chillar para transmitir su mensaje, han realizado una actuación redonda. En sus pasodobles hacen un repaso de los 25 años que llevan participando en carnaval a través de algunos de sus tipos; en el otro abordan el tema del Alzheimer y del paso del tiempo en una persona que le diagnostican la enfermedad. Para los cuplés abordan el incendio en la fábrica de Campofrio y sobre unos juguetes sexuales que tiene su mujer mientras ellos están en la barricada. «Y que Málaga demuestre que no es sólo cantaora, pa que sepa todo el mundo que también es luchadora», concluyen su actuación.

Semifinales

La barricada asalta el Cervantes *****

vídeo

Actuación de la comparsa en semifinales / Foto: Eduardo Nieto | Vídeo: 101tv

Los guerrilleros de La Barricada lanzan sus coplas como dardos directos al sentimiento de los carnavaleros. Con una música y una melodía espectaculares, dedican sus pasodobles a cantarle al hijo del director, que por primera vez sale en el grupo con ellos; y a la masacre que supuso la Gran Desbandá por la carretera de Almería. Por si fuera poco esas dos grandes letras, en uno de sus cuplés lograron dar en la diana al hablar de los insultos en los campos de fútbol y a la rivalidad Málaga-Sevilla. Enormes en su actuación.

Final

Los guerrilleros llegan al sentimiento *****

vídeo

Actuación en la final / Eduardo Nieto. Vídeo 101tv

Los guerrilleros de Arroyo de la Miel volvieron a pegar con fuerza en el concurso. Como ya hicieran en semifinales, presentaron unas letras exquisitas con una gran carga sentimental. Tanto que para uno de sus pasodobles, en el que hablaron del drama de los desahucios y acusaron a los jueces de firmar esas órdenes, sacaron a varias personas con pancartas y, al terminar, todos corrieron a abrazarse a uno de los componentes. Su popurrí, como ya habíamos escuchado, simplemente delicioso con una música llena de matices y unas voces muy melódicas que llegan a todo el teatro.