'Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas', un drama intergeneracional

Una fotografía del rodaje./
Una fotografía del rodaje.

Dirigida por Iván Ruiz Flores, la película, que se rueda desde finales de julio en Madrid, está protagonizada por Blanca Portillo

Boquerini .
BOQUERINI .

Desde finales de julio se rueda en Madrid el largometraje 'Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas', dirigido por Iván Ruiz Flores y protagonizado por Blanca Portillo. El reparto se completa con Carmen Esteban, Carlo D'Ursi (que también es el productor), Ana Wagener, Manuel Morón e Imanol Arias.

Escrita por Iván Ruiz Flores y Ana González Gutiérrez, la película cuenta cómo Julia (Blanca Portillo) ha esperado toda su vida para poner fin a su labor como profesora de Escultura y empezar a dedicarse a su vida y obra. Hoy ya puede hacerlo. Se acaba de jubilar. Su madre, Marina (Carmen Esteban), anciana nonagenaria, es una mujer golondrina. Vive un mes en casa de su hija Julia y el siguiente en la de Juan (Manuel Morón) y Esther (Ana Wagener), hijo y nuera. Así lleva ya casi tres años. Hastiada por la situación, y aprovechando la jubilación de Julia, Esther decide que no se quedará más en su casa. Julia se ve obligada entonces a dejar nuevamente sus anhelos en espera para quedarse al cuidado de su madre. Para ayudarle contratará a Miguel (Carlo D'Ursi), un experto cuidador, que se convertirá además en su confidente y su único amigo. Pero la convivencia entre madre e hija adopta formas que Julia no es capaz de moldear. Atrapada en la nueva situación, Julia tratará de encontrar una salida.

Iván Ruiz Flores ha fraguado su carrera a base de una mirada distinta, la mirada de quien normalmente no tiene la ocasión de hacer sonar su voz. En un mundo plagado de griterío, Iván Ruiz Flores ha decidido contar sus historias susurrando, retratando la vida desde la pausa y no desde la carrera. Un cineasta que todavía es desconocido en los clásicos circuitos comerciales, pero galardonado a nivel internacional con más de 200 premios en 20 países distintos por sus cortometrajes. Ahora debuta en el largometraje con este drama sobre una hija independiente con una madre dependiente.

Ruiz Flores recuerda que esta historia nació tras la muerte de su abuela, que había superado una operación que había ido bien: «La película es la historia de una mujer que cuando puede regalarse tiempo a sí misma, se siente en la necesidad de dedicárselo a su madre. De una mujer que hace lo que debe y no lo que quiere. Que necesita del autoengaño y del engaño a los demás. Que busca su sitio y no lo encuentra, el retrato de Julia».

Carlo D'Ursi, productor y uno de los protagonistas, recuerda: «Hace 5 años, Iván Ruiz Flores vino a verme para presentarme el guión. Me bastó una sola lectura para darme cuenta de que tenía delante una obra de arte, una película única, compuesta exclusivamente por planos fijosinspirados en el pictorialismo danés, y al mismo tiempo universal, que planteaba preguntas muy importantes sobre ese momento de la vida en el que tenemos que asumir el rol de cuidadores de nuestros padres». D'Ursi asegura que se sintió inmediatamente atrapado por esta historia, para la que los actores «representan el elemento crucial en un proyecto en el que una vez más estoy involucrado como actor y como productor. Entiendo este trabajo como un permanente acto de protección y cuidado a los directores que deciden otorgarme el honor de acompañarles en el sueño de convertir su visión en una película». El productor y actor añade: «Parte de una premisa clara: ¿tenía razón Freud al señalar la necesidad de 'matar' a los padres para convertirnos en adultos? En un momento en el que la esperanza de vida aumenta cada vez más en Europa, el cuidado de nuestros padres cuando son mayores es un asunto muy cotidiano y en muchos casos doloroso. 'Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas' quiere abordar este dilema vital acerca de la dependencia y la independencia», concluye.

La película se rueda en localizaciones de la Comunidad de Madrid, con Carlo D'Ursi como productor y David P. Sañudo, Agustín Delgado Bulnes y Elena Maeso como coproductores. Además Iván Ruiz Flores es también productor asociado junto a Gregorio Sacristán e Iñigo Hualde, que también es el director de fotografía.