'El ansia', una renovada visión del género vampírico

Una fotografía tomada durante el rodaje./
Una fotografía tomada durante el rodaje.

Tony Scott compuso esta película de culto que en un primer momento no fue muy bien recibida

Boquerini .
BOQUERINI .

Tras las películas de la Hammer de los 60 y 70 parecía que ya estaba todo dicho en el género vampirico. Sin embargo, en 1983 surgió una película que proponía nuevos caminos para este tipo de cintas. Era 'El ansia', ópera prima de Tony Scott, que pese a no ser excesivamente bien recibida en su momento acabó convirtiéndose en una película de culto.

Anthony «Tony» David Scott (Stockton-on-Tees, Inglaterra, 21 de junio de 1944 - Los Ángeles, California, 19 de agosto de 2012) era el hermano menor de Ridley Scott. Tuvo su primer contacto con el cine como actor. A los 16 años apareció en 'Boy and Bicycle', un cortometraje que suponía el debut como director de su hermano Ridley. Siguiendo sus pasos, Tony se graduó primero en West Hartlepool College of Art y después en West Hartlepool College of Art. Su primera vocación era dedicarse a la pintura, pero fue el éxito de la compañía de producción de anuncios de televisión de su hermano Ridley, la 'Ridley Scott Associates' (RSA), la que cambiaría su vocación hacia el cine. Durante dos décadas estuvo volcado en realizar literalmente miles de anuncios de televisión para la RSA, a la vez que también supervisaba las operaciones de la compañía durante los periodos en los que su hermano estaba desarrollando su carrera fílmica.

Tony Scott emerge en una generación de cineastas publicitarios, como Hugh Hudson, Alan Parker, Adrian Lyne y su hermano mayor Ridley en los últimos años de los 70 y primeros de los 1980. Pero Scott quería seguir los pasos de su hermano y dedicarse también a dirigir cine, buscando un título que le abriese las puertas de Hollywood. Entre los proyectos que le interesaban estaba la adaptación de la novela de Anne Rice 'Entrevista con el vampiro', que entonces se encontraba en desarrollo, y se lo propone a la MGM. Los directivos de la Metro le ven muy verde para llevar al cine la novela de Anne Rice. Sin embargo, dándose cuenta del interés por el cine de vampiros, los jefazos de la Metro le ofrecen una historia que tenían guardada en espera de mejores tiempos para el género, 'El ansia' ('The Hunger'), adaptación de una novela de Whitley Strieber que cruzaba intimismo, vampirismo y lesbianismo con terror gótico y romanticismo. Tony Scott no se lo piensa dos veces y acepta el reto.

Tony Scott busca tener las manos libres para llevar la estética del filme a un terreno que conoce muy bien, el del spot publicitario, con un equipo técnico con el que ha trabajado en su productora. Pero su principal baza va a estar en su reparto: Catherine Deneuve, David Bowie y Susan Sarandon, una francesa, un británico y una estadounidense. Tony Scott conocía a Catherine Deneuve y no le resultó difícil convencerla. David Bowie estaba en el cénit de su carrera musical, y llevaba paralelamente una discreta trayectoria como actor –vídeos musicales al margen, había debutado en una película de ciencia ficción, 'El hombre que cayó a la tierra' (1976) y había aparecido en títulos como 'Gigolo' (1978) o 'Yo Cristina F.' (1981)-. Vio en la propuesta de Tony Scott el empujón definitivo para su trayectoria como actor. Y Scott pensó que la imagen de andrógino que cultivaba por entonces era perfecta para un vampiro. Y Susan Sarandon era una actriz todoterreno que había logrado éxitos importantes con 'The Rocky Horror Picture Show' (1975) y 'Atlantic City' (1980).

Tres fotogramas de la película.

La película muestra cómo, escapando de las guerras, plagas y matanzas organizadas a través de los tiempos, Miriam (Catherine Deneuve), extraña mujer proveniente de una antigua civilización egipcia, ha sobrevivido gracias a su eterno alimento: la sangre. Ahora, vive en Nueva York con John (David Bowie), su último amante, y colecciona no sólo arte del Renacimiento y colgantes del Antiguo Egipto sino, sobre todo, amantes y almas. Moderna y elegante, Miriam es una vampiro intemporal residente en Manhattan, una mujer bendecida con la belleza y maldita con su sed de sangre. Miriam y John, en el amor, en la vida, en la nostalgia, son inseparables. Pero cuando John empieza a envejecer repentinamente y tiene que recurrir a una especialista en geriatría, la doctora Sarah Roberts (Susan Sarandon), en busca de ayuda, Miriam fijará sus ojos en ella como sustituta de John. Sarah no cree la historia de John, pero pronto caerá bajo el influjo de Miriam.

La película se rueda en localizaciones de Londres y Nueva York. Él único problema durante el rodaje surge cuando Catherine Deneuve se niega a interpretar la escena lésbica con Susan Sarandon, para lo que Tony Scott debe echar mano de una doble. 'El ansia' ofrece un nuevo enfoque al cine de vampiros, que no acaba de ser entendido por todos. La película se presenta en el Festival de Cannes de 1983 sin lograr premio alguno. En España se estrena el 23 de octubre de ese año, con críticas irregulares. No es ningún éxito de taquilla y se le critica un ritmo excesivamente lento. Sin embargo, con el paso de los años 'El ansia' se ha convertido en un filme de culto que abre caminos a nuevas visiones del mito del vampiro en el cine. Tony Scott no volvería a tocar el género, convirtiéndose en un director que, hasta su muerte se especializó en thrillers de acción, alcanzando el éxito con su segundo filme, tres años después de 'El ansia'. Era 'Top Gun'.