Vélez-Málaga reclama a la Junta que impulse el tren litoral en la Costa Oriental

El tranvía veleño funcionó entre octubre de 2006 y junio de 2012. /E. CABEZAS
El tranvía veleño funcionó entre octubre de 2006 y junio de 2012. / E. CABEZAS

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento pide ofrecer «una solución definitiva» para reanudar el servicio de tranvía, paralizado desde 2012

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El proyecto del tren litoral sigue siendo objeto de debate político en los municipios malagueños. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha aprobado este lunes instar a la Junta de Andalucía a impulsar y agilizar esta iniciativa en la Costa del Sol oriental y ofrecer «una solución definitiva» para reanudar el servicio de tranvía de la capital de la Axarquía, paralizado desde junio de 2012. La propuesta, realizada por el alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), se produce después del compromiso trasladado por el director general de Urbanismo de la Junta, José María Morente, para incluir el proyecto del tren litoral hasta Estepona en la redacción del nuevo Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Costa del Sol.

Ante esta situación, Moreno Ferrer ha asegurado que resulta «imprescindible» reiterar la importancia de que los avances en la ordenación del territorio y movilidad incluyan también el recorrido que implica a la costa oriental «para favorecer igualmente su desarrollo económico y turístico». «Somos una ciudad y una comarca que potencian la generación de empleo, riqueza y turismo en el territorio y es necesario que la Junta continúe apostando por la costa oriental malagueña con el tren litoral como proyecto fundamental para consolidar la economía en toda la Axarquía», ha argumentado el regidor. Asimismo, ha recordado que el tranvía de Vélez-Málaga supone un complemento de movilidad al tren litoral y un elemento vertebrador entre el núcleo urbano del municipio y el resto de la costa.

Inversión de 32 millones

El tranvía, que contó con un presupuesto autonómico de 32 millones, conectaba desde octubre del 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo costero de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca entró en servicio. Fue paralizado en junio de 2012 a consecuencia de su déficit y las tres unidades móviles de este transporte fueron trasladadas en julio del 2013 a Sidney (Australia), donde funcionaron en régimen de alquiler durante dieciséis meses hasta su vuelta a Vélez-Málaga, donde permanecen actualmente almacenadas en unas cocheras. Durante el anterior mandato, el Ayuntamiento alcanzó un compromiso con la Junta para que la administración autonómica financiase el 40 por ciento del déficit de explotación del tranvía, aunque ese acuerdo no llegó a materializarse mediante la firma de un convenio.