Vélez-Málaga paraliza la retirada de los magnolios del centro por la falta de fondos

Las obras de peatonalización comenzaron tras la Semana Santa, con la retirada de la solería. /E. C.
Las obras de peatonalización comenzaron tras la Semana Santa, con la retirada de la solería. / E. C.

El alcalde alega que la operación se ha valorado en 150.000 euros, frente a los 50.000 previstos inicialmente, aunque insiste en que se hará para no perder la financiación

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los 13 magnolios que desde hace más de tres décadas constituyen uno de los símbolos de la céntrica plaza de Las Carmelitas, el corazón turístico y administrativo de Vélez-Málaga, seguirán, por el momento, en este mismo emplazamiento, en contra de lo contemplado en el proyecto de peatonalización del entorno diseñado por el arquitecto nerjeño Bernardo Pozuelo. La razón no es otra que la falta de fondos para proceder a su retirada con garantías de que los ejemplares de esta especie arbórea no sufrirán y podrán sobrevivir en el lugar en el que sean transplantados finalmente.

Así, al menos, lo explicó el alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer, quien detalló que inicialmente se habían previsto 50.000 euros para estas tareas, pero que cuando los técnicos han evaluado la situación de estos 13 árboles, han determinado que el coste para extraerlos con el suficiente cepellón para no poner en riesgo su supervivencia, se elevaría a 150.000 euros, una diferencia de 100.000 euros que no se ha previsto en el proyecto adjudicado, que está financiado íntegramente por la Diputación, con un coste de 837.000 euros.

«Si no queremos poner en riesgo la financiación y vernos abocados a tener que devolver dinero, esos árboles hay que retirarlos, pero ahora tenemos que buscar fondos para poder pagar ese sobrecoste», argumentó el regidor veleño, que fue reelegido el pasado sábado con el apoyo de los siete concejales del GIPMTM. Los independentistas torreños se han mostrado contrarios a la retirada de los magnolios de su actual emplazamiento, respaldando las movilizaciones de colectivos vecinales locales como la Sociedad de Amigos de la Cultura (SAC) y Gena-Ecologistas en Acción.

La autodenominada Plataforma Salvemos los Magnolios de la Plaza de Las Carmelitas consiguió, antes de las elecciones del pasado 26 de mayo, que 11 de los 12 candidatos a la Alcaldía, todos a excepción del PSOE, firmasen un manifiesto en el que se comprometían a respetar esta masa arbórea.

Colectivos vecinales y el GIPMTM, socio de gobierno, se oponen a la retirada de los árboles

El colectivo vecinal y político ha mantenido varias reuniones con el alcalde veleño, aunque no han conseguido que se comprometa a paralizar su retirada. Moreno Ferrer ha abogado por trasladar los magnolios a lugares públicos como colegios o parques. En una última reunión, la plataforma se comprometió a elaborar una propuesta para integrar los árboles en el nuevo diseño de la plaza.

Finalización para la feria

Las obras de peatonalización arrancaron a finales de abril, con un plazo de ejecución previsto inicialmente de seis meses. El objetivo del Ayuntamiento es que puedan estar listas para la próxima Real Feria de San Miguel, a finales de septiembre.

A pesar de que el Consistorio no ha dejado de lanzar el mensaje de que la peatonalización será «beneficiosa» para el tejido empresarial de la zona, la asociación de comerciantes y empresarios (ACEV) viene reclamando que se ejecute «antes» un gran plan de aparcamientos, para dotar de más plazas al entorno. Así, el Consistorio replica que hay más de 800 plazas en un radio de menos de cinco minutos andando del centro histórico.

El proyecto de peatonalización del centro de Vélez-Málaga ha sido diseñado por el arquitecto Bernardo Pozuelo. «Está pensado expresamente para albergar y dar mayor notoriedad a las fiestas tradicionales de Vélez-Málaga como son la Semana Santa, los actos navideños, el Carnaval y, por supuesto, la feria de día de San Miguel, además de otro tipo de actividades culturales», aseguró el profesional y exedil nerjeño del PP.

El proyecto comprende la plaza de Las Carmelitas, la calle Canalejas y el Camino de Málaga. Además, se complementará con la zona del barrio de San Francisco, en la calle Luis de Rute, con 1.521 metros cuadrados, y en la calle Poeta Joaquín Lobato con 1.850 metros cuadrados. En total, se habilitarán cerca de 12.500 metros cuadrados para el tránsito peatonal. Para dar sombra en la plaza se instarán toldos durante la época estival.