Vélez-Málaga activa el proyecto para regenerar con escombros reciclados la playa de Mezquitilla

Imagen de la reunión de trabajo mantenida en el Consistorio para impulsar el proyecto ambiental. :: e. c./
Imagen de la reunión de trabajo mantenida en el Consistorio para impulsar el proyecto ambiental. :: e. c.

El Ayuntamiento firma el contrato para recibir cuatro millones de fondos europeos, que se invertirán hasta 2020 en una iniciativa pionera

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Hace ahora un año el Ayuntamiento de Vélez-Málaga consiguió una ayuda europea de cuatro millones de euros para regenerar con residuos de la construcción una playa desaparecida del litoral, la de Mezquitilla, hasta el próximo año 2020. El proyecto 'Brick-Beach' persigue la creación de una planta de tratamiento de residuos pétreos y de escombros en la capital de la Axarquía. El objetivo es emplear esos materiales en la regeneración de las playas, por lo que ha sido subvencionado con cuatro millones de euros por parte de la Unión Europea.

Transcurridos doce meses, el Consistorio continúa avanzando en los trámites administrativos para poner en marcha esta iniciativa pionera, que cuenta con la participación también de la Agencia Andaluza de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, el Aula del Mar de Málaga, la Universidad de Málaga y la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos de la Construcción y Demolición (RCDs) de Andalucía (AGRECA). Para ello, la concejala de Empresa y Empleo, María José Roberto (PA), mantuvo ayer una reunión para informarles de la firma del contrato entre el Ayuntamiento y la Comunidad Europea, con el que se pone en marcha esta iniciativa del programa denominado 'Urban Innovative Actions'.

En el encuentro se conocieron las primeras muestras de las pruebas realizadas, los estudios para la viabilidad de acciones, además de las diferentes vías de actuación para la consecución de los objetivos marcados. Roberto resaltó la importancia de la economía circular en una sociedad actual en la que la filosofía «usar y tirar» traída por el consumismo es «insostenible desde el punto de vista medioambiental, social y económico». «La economía circular plantea dotar a aquello que desechamos de un nuevo uso. Para ayudar a la transición a dicho modelo, la Comunidad Europea desarrolló medidas en diciembre de 2015, entre las que se encuentra Urban Innovative Actions, de la que forma parte el proyecto 'Brick-Beach'», dijo.

Planta de tratamiento

El proyecto nace de la falta de conciencia medioambiental en el sector de la construcción y la consiguiente ausencia de una planta de residuos para los materiales desechados tras las obras. Esto, unido a los cambios producidos en el litoral por las infraestructuras del puerto o los espigones, entre otras obras, han tenido como resultado la pérdida de playas. Para dar solución a estos problemas, la economía circular de 'Brick-Beach' reutilizará residuos de obra, que, previo procesado, pasarán a regenerar la playa de la localidad veleña de Mezquitilla. Los materiales serán tratados en una planta para eliminar los residuos y erosionados hasta conseguir el tamaño adecuado para el litoral.

El programa de Acciones Innovadoras Urbanas de la Comunidad Europea ha subvencionado a Vélez-Málaga con cuatro millones de euros, el 80% del coste total del proyecto, que es de 5.050.300 euros. El 20% restante se repartirá entre el Ayuntamiento y los socios ejecutores de la iniciativa. Vélez-Málaga está entre los 16 seleccionados para esta iniciativa europea, que ha contado con 300 solicitudes, de 28 estados europeos, «para desarrollar proyectos experimentales innovadores que aporten soluciones sostenibles y novedosas de las que no haya experiencias previas».

Para el proyecto se construirá una planta de gestión de los residuos de la construcción, de la que aún se desconoce la ubicación, a la vez que se investigará para conseguir el tratamiento adecuado de los residuos y la creación de una playa sostenible.

Más

 

Fotos

Vídeos