El equipo de rescate contempla un tercer acceso para llegar hasta Julen

Las excavadoras trabajan para preparar el terreno./Ñito Salas
Las excavadoras trabajan para preparar el terreno. / Ñito Salas

Según el delegado del Colegio de Ingeniero de Caminos de Málaga, Angel García Vidal, se contempla una tercera opción, que sería otro túnel vertical junto al agujero, que empezaría a perforarse este viernes

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Las dificultades que presenta el terreno en el que los efectivos se afanan en rescatar al pequeño Julen, atrapado en el interior de un pozo de más de cien metros de profundidad desde el pasado domingo, obliga a los especialistas a trabajar en varias líneas diferentes para conseguir llegar hasta el punto en el que se considera que se encuentra el menor.

Los continuos desprendimientos y corrimientos de tierra, tal y como avanza hoy este periódico, en los trabajos del túnel horizontal que se pretende llevar a cabo han hecho que los coordinadores del rescate hayan tenido que modificar la hoja de ruta y ahora el túnel vertical, paralelo al pozo del niño, ha pasado a ser prioritario.

A última hora de la mañana, el delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos de Málaga, Angel García Vidal, en rueda de prensa, ha asegurado que se trabaja en una tercera vía de acceso, que también sería otro túnel vertical junto al agujero donde se encuentra el niño. Tras crear una plataforma, en el mejor de los casos se empezaría a perforar mañana. En condiciones normales para perforar unos 50 metros se tardarían unas 14 o 16 horas, según ha declarado el experto, quien ha puntualizado que se desconoce la dimensión del tapón hallado a unos 70 metros de profundidad y que impediría llegar hasta el pequeño.

«En condiciones normales, las labores durarían un mes»

El delegado del Colegio de Minas en Málaga, Juan López Escobar, ha destacado esta mañana la altísima complejidad de los trabajos que se realizan. «En condiciones normales, se haría un proyecto previo con catas y sondeos, y las labores durarían más de un mes. En este caso, la urgencia del rescate marca otros plazos», ha apuntado.

Aun así, ha insistido en que no quiere aventurarse con los plazos: «Hablar de tiempos es una temeridad. Trabajamos en hacerlo a la mayor brevedad posible, sobre todo, por la salud del niño». Si bien, ha añadido que sería «cuestión de días, no de horas»

Ha explicado que los operarios llevan trabajando desde ayer y durante toda la noche, así como esta mañana, en el rebaje del terreno. Así, se va a realizar un desmonte de 30 metros de profundidad, que podría estar listo al final del día de hoy, entonces se instalará una plataforma, según ha indicado.

Tras ello, comenzarán las tareas de perforación. Una vez que se acometa el túnel, entrarán en juego los mineros asturianos que cavarán a mano esa galería de cuatro metros que irán apuntalando con madera para conectar el túnel con el pozo en el que está el menor.

Para acometer ese túnel, ya se encuentran en Málaga los tubos de hierro fabricados expresamente en una empresa de Murcia para este rescate. De 1,1 metros de diámetro y seis metros de longitud, las diez unidades llegaron a Totalán en la noche de ayer y ya se están descargando para transportarlos hasta la zona de actuación.

Estos se han hecho expresamente en una fábrica murciana para este rescate, algo para lo que los trabajadores han estado realizando horas extra y trabajando a contrarreloj en los últimos días. Y han tenido que fabricarlos porque la anchura que se ha solicitado es mayor a la que se usa con normalidad en las obras, por lo que no había ningún lugar con existencias de tubos mayores.

El pozo en le que se encuentra el niño ya está encamisado, es decir, asegurado para que no se produzcan desprendimientos, según ha indicado el delegado del Colegio de Minas, quien ha apuntado que se sigue trabajando también en el túnel horizontal: «Lo importante es llegar cuanto antes hasta el pequeño».

Más información