Subdelegación refuerza las medidas de seguridad tras el robo en la Cueva de Nerja

Operarios, este lunes tapiando las ventanas por las que entraron los ladrones al edificio de oficinas. /E. Cabezas
Operarios, este lunes tapiando las ventanas por las que entraron los ladrones al edificio de oficinas. / E. Cabezas

María Gámez anuncia que se pondrán en marcha nuevos operativos para evitar que se repitan este tipo de sucesos tras los dos casos en seis meses

EUGENIO CABEZAS

Dos robos con fuerza en apenas seis meses en el edificio de administración de la Cueva de Nerja, donde se guarda parte de la recaudación de las taquillas, en los que se han sustraído en total cerca de 70.000 euros, han encendido todas las alarmas entre los responsables de la gruta nerjeña, el monumento natural más visitado de Andalucía, con alrededor de medio millón de entradas vendidas el pasado año.

La subdelegada del Gobierno central en la provincia y presidenta de la Fundación que gestiona la gruta, la socialista María Gámez, dijo ayer que tras este segundo episodio van a poner en marcha un plan de refuerzo de las medidas de seguridad para evitar que este tipo de casos se repitan. «Ya se pusieron en marcha algunas medidas y ahora se tomarán otras más para que que esto no vuelva a suceder», argumentó la subdelegada.

El último episodio, ocurrido el pasado fin de semana, «ha sido con mayor fuerza», para poder acceder a las cajas de seguridad, que fueron reventada dentro de las dependencias del edificio de oficinas. «El resultado de la investigación dará pistas sobre quién habrá sido», apuntó Gámez, quien detalló que la Guardia Civil es la que se está encargando del trabajo para tratar de localizar a los autores de los dos robos. El primero ocurrió en la pasada Noche de Reyes, cuando los ladrones sustrajeron unos 37.000 euros, tras reventar dos cajas de seguridad, que dejaron en un monte cercano.

Temas

Nerja