El tripartito destaca el impulso a infraestructuras pendientes en los primeros cien días

EUGENIO CABEZAS

El equipo de gobierno tripartito en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria (PP, Cs y PMP) ha hecho balance, como es tradicional en cada legislatura, de los primeros cien días de mandato, «una fecha que sirve de balance y de punto de partida para los próximos cuatros años».

«Han venido marcados por el inicio y la puesta en marcha de proyectos que serán determinantes en parte de la transformación de Rincón de la Victoria. Y que indican lo que está por venir en nuestro municipio hasta 2023», aseguraron ayer en un comunicado.«También, estos primeros meses se caracterizan por las mejoras en las infraestructuras, en la transparencia, en la participación ciudadana, en avances de la política social y la implementación de nuevos avances tecnológicos de la administración local», añadieron.

«Nunca hemos parado de trabajar por los vecinos. Estamos convencidos de que estamos consolidando un proyecto firme, eficaz y de enorme compromiso», afirmó el alcalde, Francisco Salado (PP).