Un recurso judicial deja en el aire la apertura de la piscina cubierta de Rincón de la Victoria para septiembre

La primera piscina cubierta y climatizada ha supuesto una inversión municipal de 3,8 millones. /E. CABEZAS
La primera piscina cubierta y climatizada ha supuesto una inversión municipal de 3,8 millones. / E. CABEZAS

La empresa vasca BPXport lleva a los tribunales la resolución que la dejó fuera del procedimiento para hacerse con la gestión del complejo

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La apertura de la primera piscina cubierta y climatizada de Rincón de la Victoria, prevista para mediados del próximo mes de septiembre, después de más de una década de trámites y promesas incumplidas, podría verse frenada en los tribunales. La empresa vasca BPXport Kirol Zerbituak ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra la última resolución dictada por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, que conllevó que el Ayuntamiento anulase una primera adjudicación de la gestión del complejo deportivo a esta firma y se la otorgase a la segunda clasificada en el procedimiento de licitación puesto en marcha, la gallega Serviocio BeOne Fitness & Sport S. L.

Según ha podido confirmar este periódico, el recurso judicial «se basa principalmente en las contradicciones en que ha incurrido la Plataforma de Contratación del Sector Público en dos informes diferentes, remitidos en el plazo de un año». Según explicaron desde la compañía vasca, dado que la Plataforma admitió que registró incidencias el día en que terminaba el plazo de presentación de ofertas –lo que propició que cinco empresas subieran sus propuestas fuera de tiempo–, dos de las cinco empresas afectadas fueron aceptadas, al haber conseguido enviar toda la documentación pese a los problemas.

BPXport Kirol Zerbituak fue una de éstas, consiguiendo inicialmente la adjudicación. Sin embargo, tras otro recurso de Serviocio S. L., el tribunal determinó que la oferta se había presentado fuera de plazo, basándose en un nuevo informe que decía, esta vez, que aquel 22 de mayo de 2018 «no hubo problemas en la plataforma, desdiciéndose así de lo dicho un año atrás», dijeron. La firma ha solicitado al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo medidas cautelares para paralizar la apertura del complejo.

Por su parte, fuentes municipales apuntaron a SUR que no tienen «constancia oficial» de que se haya presentado este recurso, al tiempo que confiaron en que el juez «no va a adoptar una medida cautelar de paralización». «La fecha prevista para la inauguración se mantiene a mediados de septiembre», dijeron. Por el momento, ya hay más de 2.700 vecinos preinscritos, que han pagado diez euros.