La Mínima, la mezcla perfecta de libros y cafés

Mercedes González en La Mínima. /V.B.
Mercedes González en La Mínima. / V.B.

La cafetería-librería pionera de Rincón tiene una amplia agenda cultural y una fiel clientela

VICTORIA BUSTAMANTERincón de la Victoria

La Mínima guarda un encanto especial, ese que tienen los libros. Llevan seis años en Rincón y la aceptación que tuvo desde el principio les llevó a mudarse al local actual en el paseo marítimo. Es una cafetería con vida propia que cada mes ofrece una amplia variedad de actividades culturales y además de los libros que vende, dispone de otros para leer en el local. Una de sus fundadoras, Mercedes González revela los comienzos y el día a día de la librería.

¿Cómo nace la idea de crear este concepto de cafetería y librería?

Mi compañero Carlos López y yo somos profesores de pedagogía terapéutica, estuvimos trabajando fuera un tiempo y cuando volvimos queríamos hacer algo en nuestro pueblo y no tener que desplazarnos siempre a Málaga para ir a un cuentacuentos o presentaciones de libros.

Se ve que funcionó porque en un año cambiasteis de local…

Aquel local se nos quedaba muy pequeño, la idea había sido siempre un local amplio donde poder hacer diferentes actividades. Arrancamos con la librería pero no había espacio y nos daba para un cuentacuentos reducido, también el club de lectura, pero en cuanto tuvimos la oportunidad nos trasladamos a un lugar más grande donde poder compaginar lo que queríamos hacer.

¿Y el nombre por qué?

Pues La Mínima, porque el espacio era muy chiquitito, era como mínimo -sonríe-.

¿Cómo habéis evolucionado de aquel pequeño local hasta ahora?

En fondo de libros mucho, aquí nos da para tener en stock muchos más, y en actividades, tenemos mensualmente programadas actividades constantes todos los meses y otras que vamos añadiendo según el mes porque aquí tenemos espacio para hacerlas.

¿La gente no se sorprendía del concepto de local?

Quizá se quedaba extrañada pero a medida que ha pasado el tiempo y las actividades se han asentado, la gente sabe que tenemos una programación mensual y viene a informarse, eso nos demuestra que Rincón no es una ciudad dormitorio sino un pueblo donde los vecinos tienen interés y quieren participar y se implican. La respuesta ha sido buena.

Tenéis una agenda de actividades cada mes, ¿cómo la organizais?

Tenemos actividades fijas como los cuentacuentos de adultos y de niños, los organiza Alicia Costa narradora de la Asociación Cientacuentos de Málaga. También tertulias con el periodista David Bollero y sesiones de poesía coordinadas por Rafael Ávila profesor de Llengua y Literatura, y todos los últimos domingos de mes hacemos vermú musical. Además organizamos presentaciones de libros y las actividades que podamos según el mes como talleres de encuadernación o papiroflexia. A parte los martes y jueves tenemos grupos de conversación en francés e inglés.

Alguna que pida más la gente...

La verdad es que cada actividad tiene su público, las que tenemos las mantenemos porque han ido a más y la gente cada vez responde mejor. Hay quienes siempre esperan el vermú musical y quienes esperan los cuentacuentos, son públicos distintos.

Y el perfil del cliente de La Mínima, ¿Cómo es?

Bastante amplio desde jóvenes a familias con niños. En lo que sí coinciden es que son personas con un ritmo de vida tranquilo que buscan conversar y echar un rato.

¿Buscan más la cafetería o librería?

Hay días para todos, a veces gana la cafetería y otras la librería, es verdad que de los libros solo no podríamos vivir hoy en dia, hacen un buen equilibrio y hay de todo. Hay quien viene por primera vez y se siente en la terraza y no se da cuenta de que es una librería hasta que luego entra y termina llevándose un libro o quien viene por un libro y se termina tomando un cafe.

¿Qué libros podemos encontrar?

En stock tenemos un fondo muy variado, novelas, ensayo, memorias, cuentos ilustrados, cómic, infantil, novedades y lo que la gente nos pida. En cuanto a géneros hay de todo, hay quienes buscan mucho la novedad y otros que tienen pedidos muy concretos. Sigue viniendo gente buscando un regalo y ver qué le aconsejas, pero mucha otra viene sabiendo lo que quiere leer. Vendemos mucha novela en general, pero además vemos que funcionan muy bien los clásicos, títulos muy conocidos como 1984.

Tres libros de cabecera…

Difícil… En los tiempos que corren tendría 'Rebelión en la granja', 'Rayuela', un indispensable, y como novedad 'Rialto 11'.