Vox apoyará la investidura de Francisco Salado pero no entrará en un gobierno con Por Mi Pueblo

José Antonio Rodríguez, votando el pasado 26 de mayo. /SUR
José Antonio Rodríguez, votando el pasado 26 de mayo. / SUR

El concejal José Antonio Rodríguez argumenta que el «historial complicado de escándalos y la rumorología» les ha llevado a acordar no compartir gestión con el partido de José María Gómez

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El único concejal de Vox en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, José Antonio Rodríguez, votará este próximo sábado a favor de la investidura del candidato popular y alcalde en funciones, Francisco Salado, para que continúe gobernando otros cuatro años, pero no entrará a formar parte del gobierno local si en el acuerdo se incluye a los dos concejales de Por Mi Pueblo, formación liderada por el exalcalde José María Gómez 'Pepín'. Rodríguez ha manifestado este lunes a SUR que las direcciones provincial y nacional de su partido han avalado esta postura «por el historial complicado de titulares de prensa, escándalos y la rumorología de cómo gestiona sus áreas» el exregidor rinconero, que fue alcalde por el PP entre 1995 y 2003, partido del que fue expulsado en 2002.

«Buscamos la transparencia y la limpieza, por lo que Francisco Salado es el que tiene que decidir si quiere conformar un gobierno de mayoría absoluta o quedarse con diez concejales», ha argumentado Rodríguez, quien ha dicho que el voto a favor de la investidura del candidato del PP «no será ni mucho menos un cheque en blanco». «Lo que buscamos es evitar que puede haber un gobierno alternativo de izquierdas, queremos parar esa posibilidad, ya que Por Mi Pueblo dijo en campaña que estaban abiertos a pactar con izquierda y derecha, pero nosotros con quien tenemos más afinidad es con el PP», ha considerado el edil electo de la formación liderada por Santiago Abascal a nivel nacional.

La postura de Vox es idéntica a la que mantienen las dos concejalas electas de Ciudadanos, que también son reacias a entrar en un gobierno con Por Mi Pueblo. De esta manera, el PP, que ganó las elecciones con 8 ediles, tendrá que elegir si cierra un acuerdo de gobierno con Por Mi Pueblo y gobierna en minoría con diez de los 21 ediles o si pacta un tripartito con Ciudadanos y Vox, que le daría la mayoría absoluta, con once de los 21 concejales de la corporación. El PSOE obtuvo cinco ediles, IU dos y Podemos uno.

Por su parte, Francisco Salado, se ha limitado a asegurar a este periódico que cuando esté cerrado el acuerdo "lo comunicaremos", sin dar más detalles ni desvelar con quién prefiere gobernar.