Retrasan al primer semestre de 2019 la entrada en pruebas de la depuradora de Nerja

Retrasan al primer semestre de 2019 la entrada en pruebas de la depuradora de Nerja

La empresa adjudicataria tiene aún pendiente la terminación de la estación de bombeo de Burriana y la instalación de varios colectores y emisarios

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Aunque el pasado agosto el Ministerio para la Transición Ecológica apuntó que las primeras pruebas de la depuradora de Nerja podrían comenzar a principios de 2019, en el primer trimestre, el departamento que dirige Teresa Ribera retrasa ahora al primer semestre del próximo ejercicio el periodo en el que podrá comenzar a funcionar la primera planta de tratamiento de las aguas residuales de la localidad más oriental del litoral malagueño.

Así lo comunicó ayer el equipo de gobierno tripartito (PSOE, IU y EVA-Podemos) tras mantener una reunión en Madrid con representantes del Gobierno central que preside el socialista Pedro Sánchez. Al encuentro, el primero de estas características que mantienen los responsables del gobierno municipal nerjeño desde que accedieron al cargo en junio de 2015, ya que durante la anterior etapa de Mariano Rajoy las reuniones siempre tuvieron lugar en la localidad, acudió la alcaldesa nerjeña, Rosa Arrabal (PSOE), el edil de Infraestructuras, José María Rivas (PSOE), el concejal de Medio Ambiente, Jorge Bravo (IU), la concejala de Playas, Cristina Fernández (EVA-Podemos), y el ingeniero municipal, Antonio Dorado. La reunión, celebrada en la sede del Ministerio, tuvo lugar con el director general del Agua, Manuel Menéndez Prieto, y con el subdirector técnico de la Agencia del Agua, Daniel Sanz.

En el encuentro, que tuvo una duración aproximada de dos horas, se expusieron todos los avances realizados en los últimos meses hasta la situación actual de las obras de la depuradora de Nerja, así como diversos temas pendientes que quedan por resolverse como los emisarios submarinos y las obras de los colectores en la zona del Mirador del Bendito, «que finalmente se ceñirán al proyecto», apuntaron desde el Consistorio nerjeño en un comunicado de prensa.

«Lo más rápido posible»

«La reunión transcurrió en un ambiente muy colaborador por todas las personas asistentes, con el único objetivo de poner en funcionamiento la depuradora de Nerja», manifestaron desde el Ayuntamiento, al tiempo que destacaron que, según la información que les trasladaron los responsables del Ministerio, la planta de tratamiento de aguas residuales estará en periodo de pruebas «durante el primer semestre de 2019 por lo que, en este sentido, se comprometieron a avanzar lo más rápido posible».

Las obras fueron adjudicadas, junto a la redacción del proyecto, a finales de 2013, por el Ministerio de Medio Ambiente, en un importe de 23,24 millones de euros, un 44% menos de lo previsto en el anteproyecto elaborado por la Junta de Andalucía. Los trabajos acumulan un retraso de más de dos años, debido fundamentalmente a la quiebra de la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam.

El pasado febrero se retomaron las actuaciones y hasta junio se avanzó considerablemente en la instalación de los colectores urbanos. En los últimos meses estivales los esfuerzos se centraron en la ejecución de la principal estación de bombeo, la de la playa de Burriana, y en la terminación de la ubicada en la desembocadura del río Chíllar. Además, se están dando los últimos retoques en la planta, que tendrá una capacidad para tratar hasta 25.000 metros cúbicos de aguas residuales al día, lo que equivale a una población de 125.000 habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos