Nadie queda fuera del aula

Reunión de trabajo de los responsables del proyecto, ayer en el IES Sierra Almijara con la delegada. :: e. c./
Reunión de trabajo de los responsables del proyecto, ayer en el IES Sierra Almijara con la delegada. :: e. c.

El proyecto de integración que desarrollan desde 2005 centros de Nerja, Frigiliana y Torrox logra un premio al mérito educativo de la Junta

EUGENIO CABEZAS

La proporción de alumnado extranjero en los centros escolares malagueños no ha dejado de crecer en las últimas décadas, empujada por el incremento poblacional de residentes europeos, latinoamericanos y nórdicos en la Costa del Sol. Conscientes de esta realidad, un grupo de docentes de Nerja puso en marcha hace ya 13 años un proyecto pionero de innovación educativa para facilitar la integración de este alumnado de origen foráneo.

En este tiempo, el número de centros, tanto colegios como institutos, que se han implicado ha ido incrementándose hasta incorporar a municipios vecinos como Frigiliana y Torrox. La Delegación Territorial de Educación en Málaga ha reconocido este curso el proyecto 'Nadie queda fuera', liderado por la profesora de Inglés e Interculturalidad nerjeña Pilar Medina, otorgándole uno de los galardones al mérito educativo en la provincia. La delegada territorial de Educación, Patricia Alba, visitó ayer el IES Sierra Almijara para felicitar a los responsables de la iniciativa y conocer de primera mano el proyecto.

'Dreamers' o soñadores

El proyecto de integración educativa cuenta con varios actores implicados, que incluyen docentes, alumnos y padres. Así, una de las figuras que han impulsado en los últimos años es la del estudiante 'dreamer' o soñador, que se encarga de detectar conductas negativas en los centros, como violencia, acoso escolar o discriminación hacia este alumnado extranjero o hacia el resto. Pablo Rodríguez, que estudia 2.º de Bachillerato de Ciencias en el centro educativo nerjeño, es uno de estos estudiantes que participa en 'Nadie queda fuera'. «Tenemos que estar en contacto con los delegados de las clases y con los profesores, y tratamos de ofrecerles un apoyo y asesoramiento para resolver estas situaciones tan desagradables», aseguró.

La implicación de las familias también resulta fundamental para conseguir la integración. Así, en colegios como el Joaquín Herrera se ofrecen talleres de idiomas para los progenitores del alumnado extranjero, con lo que se consigue favorecer su implicación en los estudios de sus hijos. «Tenemos una media de un 30% de alumnado extranjero en los centros de Nerja, Torrox y Frigiliana, de nacionalidades muy diversas, por lo que no es sólo el idioma, también hay que trabajar las diferencias culturales y de costumbres», aseguró Medina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos