El presidente de los espeleologos andaluces analiza cómo puede estar el pozo