La plantilla de la limpieza de Torrox desconvoca la huelga prevista para el Día de las Migas

plantilla se ha movilizado en las últimas semanas. /E. Cabezas
plantilla se ha movilizado en las últimas semanas. / E. Cabezas

El comité de empresa, de CC OO y UGT, acepta cobrar en enero la subida salarial del 6% y da de plazo hasta febrero para implantar el nuevo sistema de trabajo, con dos días libres

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Finalmente Torrox se librará de la huelga de limpieza convocada para este fin de semana por la plantilla, compuesta por unos 70 trabajadores. El comité de empresa de LIVITEMSA, integrado por tres representantes de UGT y dos de CCOO, ha firmado este miércoles en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de la Junta (Sercla), el acuerdo con la gerencia de la firma para desconvocar los paros previstos del 14 al 17 de diciembre.

El pacto supone que los trabajadores cobrarán, como muy tarde a principios de enero, la subida salarial pactada del 6%, con efectos retroactivos desde el pasado 1 de enero, en compensación por la congelación que han venido teniendo desde 2015, cuando caducó el último convenio colectivo. Además, para 2019 han acordado un incremento en las retribuciones de la plantilla del 2,5%. La otra reivindicación de los trabajadores, que la totalidad disponga de dos días libres a la semana –actualmente alrededor de la mitad trabajan de lunes a sábado, en jornadas de seis horas diarias-, «se pondrá en marcha el 1 de febrero como muy tarde», según ha informado a SUR el representante de UGT, Antonio José Castán.

Este acuerdo ya fue ratificado el pasado lunes en el consejo de administración de la Empresa Mixta de Medio Ambiente (LIVITEMSA), participada al 50% entre el Ayuntamiento y FCC, con el respaldo de PP y Torrox Unido y la abstención de IU, PSOE y FUCSI, que reclamaron contar con más documentación para pronunciarse. El Ayuntamiento, gobernado en minoría por el PP, tendrá ahora que llevar a pleno esta modificación del contrato, que conllevará un incremento de los costes del servicio para las arcas locales. En una primera estimación, se ha calculado en un 20%, lo que supondrá unos 50.000 euros más al mes, hasta los 300.000 euros, aunque el PSOE sostiene que podría llegar a ser el doble.

«Hemos tomado esta decisión por responsabilidad y para no perjudicar al municipio en un fin de semana tan importante como es el de la Fiesta de las Migas», ha apuntado el representante de UGT, quien ha confiado en que los políticos cumplan ahora con su parte y modifiquen el contrato. «Queremos aclarar que los dos días de descanso serían solo para 26 trabajadores, ya que el resto ya los tiene», ha puntualizado.

Por su parte, el alcalde, Óscar Medina (PP), ha agredecido la «generosidad» de la empresa y de la plantilla, representada en el comité de empresa, «para que podamos disfrutar de un Día de las Migas histórico, con la presencia de más de 40.000 personas que esperamos y el magnífico pregón de la periodista Toñi Moreno», ha apostillado.

Por su parte, los socialistas han calificado el acuerdo alcanzado como «un brindis al sol» y han lamentado que el alcalde siga «tomando el pelo a los trabajadores y a los ciudadanos». El portavoz del PSOE y representante socialista en el Consejo de Administración de LIVITEMSA, Francisco Muñoz, ha explicado que «el Partido Popular lleva desde 2015 sin preocuparse de la situación en la empresa y ahora, ante el conflicto laboral existente, adopta un acuerdo que no tiene ninguna validez hasta que el Ayuntamiento adopte las medidas necesarias para dotar de crédito la subida salarial comprometida».

En este sentido, ha apuntado que «mucho nos tememos que un gobierno que ha sido incapaz de aprobar un solo presupuesto desde 2015, no será capaz de dotar presupuestariamente los alrededor de 600.000 euros que deben respaldar dicho acuerdo. Está claro que el alcalde lo único que busca es evitar el mal trago de la huelga el Día de las Migas pero no resuelve el problema», ha apostillado.