«Si pasara algo, una ambulancia no podría acceder al campo de fútbol»

El campo fue reconstruido a finales de 2014 tras una riada, cuando se invirtieron 800.000 euros./Eugenio Cabezas
El campo fue reconstruido a finales de 2014 tras una riada, cuando se invirtieron 800.000 euros. / Eugenio Cabezas

Entrenadores y padres del CD Benagalbón denuncian la «peligrosidad» de las instalaciones, situadas en el cauce de un arroyo, cada vez que llueve

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El campo de fútbol de Benagalbón está situado, literalmente, en el cauce del arroyo del mismo nombre. Allí se construyó hace más de tres décadas y, desde entonces, los problemas para acceder cada vez que llueve se repiten. Además, la instalación quedó muy dañada tras una riada en 2012, que lo mantuvo sin uso hasta principios de 2015, cuando se invirtieron 800.000 euros en su rehabilitación integral.

Sin embargo, el acceso continúa siendo el mismo, el único posible, a través del mismo cauce del arroyo. Por ello, cada vez que llueve, como ha ocurrido en las últimas semanas, especialmente en el mes de noviembre, aunque también en septiembre y octubre, los alrededor de 150 menores que juegan al fútbol en sus instalaciones se las tienen que ingeniar para poder cruzar al otro lado.

A menudo lo hacen ayudados por familiares, que los cogen en hombros. Eso cuando pueden entrenar, porque en las últimas semanas apenas han podido, debido a la fuerza que llevaba la corriente. «Para ellos es un fastidio, porque están muy ilusionados con las competiciones y ven que otros equipos de la liga sí pueden entrenar y competir con normalidad», se quejó el entrenador del conjunto de la categoría 'baby', Adrián Santiago, que lleva dos temporadas en el cuadro técnico del CD Benagalbón. «Lo más grave de todo es que si pasara algo, una ambulancia no podría acceder al campo de fútbol», expresó el técnico, quien aseguró que ya han pedido ayuda al Ayuntamiento «en numerosas ocasiones», solicitándole que realicen algún tipo de badén, puente o pasarela elevada, «para que no tengamos que poner en riesgo la vida de los niños cada vez que vamos a entrenar o a jugar un partido», manifestó. «Cuando vienen los equipos de fuera los padres se quedan alucinados de que el campo esté en esta ubicación y de que no haya un puente de acceso para salvar el río», comentó Santiago.

Un abuelo ayuda a su nieto a cruzar.
Un abuelo ayuda a su nieto a cruzar. / SUR

Según describió, «para los chavales es un juego lo de cruzar el río y a menudo lo hacen ellos solos, lanzando piedras en las que apoyarse, pero es un riesgo que estamos corriendo de manera innecesaria», opinó. Según describió, el Ayuntamiento desplazó una máquina excavadora tras las últimas lluvias para tratar de acondicionar un poco más el acceso, «pero tenemos que seguir dejando los coches al otro lado del cauce y cruzarlo a pie», dijo.

El entrenador del CD Benagalbón también se quejó de que el único vial de acceso al campo es un carril hormigonado al que se llega desde la pedanía rinconera de Benagalbón «con una fuerte pendiente y en el que difícilmente caben dos coches a la vez», manifestó el preparador deportivo.

Un puente, en estudio

Por su parte, el concejal responsable de Deportes e Infraestructuras del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Sergio Díaz (PP), manifestó a SUR que el vídeo que estaban difundiendo desde el club, en el que se ve a un abuelo llevando a cuestas a varios niños, «es de la semana pasada cuando llovía». «Ya pasó la máquina excavador y lo subsanó cómo en otras muchas ocasiones. Lamentablemente tienen que atravesar un arroyo para llegar», aseguró. El edil rinconero apuntó que instalar un puente «es bastante complicado», pero que lo estudiarán. «El campo lleva ahí toda la vida con este problema», añadió.

 

Fotos

Vídeos