La parroquia de Totalán, volcada con el rescate del pequeño Julen

La parroquia de Totalán, volcada con el rescate del pequeño Julen

La comunidad parroquial está poniendo su granito de arena elaborando comida para los equipos que trabajan en el dispositivo y celebrando oraciones por el menor

SUR

Un verdadero 'hospital de campaña' es lo que parece la parroquia de Totalán, lugar donde las labores de rescate de Julen se mantienen sin tregua ni descanso. Como el resto de este municipio, la comunidad parroquial se mantiene en vilo y atenta a cualquier necesidad que pueda atender. Feligresas de la parroquia han dedicado recientemente muchas horas a preparar alimentos destinados a los más de 200 voluntarios implicados en el rescate del pequeño, caído a un pozo hace ya una semana. Unas 3.000 croquetas, caldo caliente y pollos donados por un asador han sido preparados en los salones parroquiales, gracias a la solidaridad de los vecinos y el compromiso de las Cáritas de las parroquias de La Cala del Moral y Totalán.

El pasado domingo, además, en la Misa de las 13.00 horas de la parroquia de este municipio se oró tanto en favor del pequeño Julen como de sus familiares. Tras la ceremonia, el párroco Ramón Tejero recibió en la Sacristía a algo más de una docena de niños y niñas de catequesis. Acompañados por sus padres y madres, expresaron su «gratitud y emoción» al recordar que la misa pidiendo por él «se ha celebrado el domingo y a la misma hora que desapareció Julen».