La pareja de la mujer asesinada en El Morche tenía la ropa manchada de sangre cuando fue detenido

Momento de la detención en Torre del Mar de la pareja de la mujer hallada muerta en El Morche / Guardia Civil

La Delegación del Gobierno ha confirmado que se trata de un caso de violencia machista, con lo que se convierte en la quinta víctima mortal en 48 horas

EUGENIO CABEZAS y JUAN CANOMálaga

«¡No me mates! ¡No me mates!». Esas son las palabras que una vecina creyó escuchar en el silencio de la madrugada. Ella fue quien telefoneó a los servicios de emergencias, sobre las 3.20 horas de ayer, para alertar de que estaba escuchando el ruido de una pelea en el interior de un domicilio en la calle Poniente, en la barriada de El Morche, en Torrox.

Dentro, la Guardia Civil halló el cadáver de Manoli C. S., de 44 años. Los investigadores detuvieron a su pareja, Juan Antonio M. L., dos años mayor y con una orden de alejamiento respecto a ella, como presunto autor de su muerte. Por la tarde, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género confirmó que se trata de un nuevo crimen machista. Es la quinta víctima mortal en 48 horas tras las muertes de dos mujeres en Maracena (Granada) y Bilbao, y dos niñas en Castellón. Y la número 38 en lo que va de año.

Más...

Tras el aviso de la vecina, una patrulla de la Policía Local de Torrox acudió a la vivienda. Al llegar, los agentes observaron gran cantidad de sangre en el suelo que procedía del balcón. Llamaron varias veces a la puerta, pero no había nadie. Decidieron esperar a la Guardia Civil, que movilizó varias unidades de Torrox y Nerja y al Grupo de Intervención Rápida. Hubo que forzar la entrada. Al entrar, en la terraza, hallaron tumbada boca abajo a Manoli. Estaba sobre un gran charco de sangre y presentaba ocho heridas de arma blanca en el tórax y los brazos, algunas de defensa. Junto al cadáver estaba el cuchillo con el que había sido apuñalada. El reguero procedía del dormitorio, lo que hace pensar que la agresión comenzó ahí.

Al identificar a la mujer, los agentes comprobaron que tenía en vigor medidas de protección respecto a dos hombres distintos, que tenían prohibido acercarse a ella. Pese a ello, Manoli, que era madre de dos hijos de 3 y 16 años que están a cargo de un familiar, seguía conviviendo con uno de ellos en el piso de la calle Poniente. De hecho, el hombre había sido detenido tres veces por quebrantar la orden de alejamiento de Manoli, que lo había denunciado por amenazas y coacciones. La Policía Local de Torrox, que colabora con la Guardia Civil en el control de las medidas de protección de las víctimas en el municipio, arrestó a Juan Antonio el 7 de julio, y el 12 y el 22 de agosto, al encontrarlo en la calle junto a Manoli. Los agentes actuaron de oficio, ya que ella no denunció la vulneración de la medida judicial.

El Grupo de Homicidios de la Unidad de Policía Judicial de la Benemérita, que se hizo cargo del caso, inició la investigación bajo la hipótesis de que se trataba de un caso de violencia machista, aunque sin descartar otras líneas de trabajo, y centró la investigación en su actual pareja como principal sospechoso. Aunque residían en El Morche, tanto Manoli como su supuesto verdugo eran de Vélez-Málaga, municipio que está dentro de la demarcación de la Policía Nacional, por lo que la Guardia Civil contactó con este Cuerpo para intercambiar información. Con los datos proporcionados por la Benemérita, la policía localizó a las 13.20 horas a Juan Antonio M. L. en Torre del Mar. Fuentes cercanas al caso indicaron que tenía la ropa manchada de sangre. El análisis de las prendas en los laboratorios de Criminalística tendrá de confirmar si, como sospechan los investigadores, pertenece a Manoli.