"Para mí no ha sido una sorpresa que hayan encontrado restos biológicos en el pozo", declara el padre de Julen