Los padres protestarán el lunes por las prefabricadas junto a las obras del instituto

Las obras del cuarto instituto no estarán listas hasta marzo. /Eugenio Cabezas
Las obras del cuarto instituto no estarán listas hasta marzo. / Eugenio Cabezas

Los progenitores de los 240 alumnos que estudiarán en 'caracolas' acudirán al centro con mascarillas, cascos y chalecos para denunciar la inseguridad e insalubridad

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Allí está previsto que empiecen sus clases los 240 alumnos de 1.º, 2.º y 3.º de ESO que hay matriculados en un centro cuyas obras no estarán terminadas, como muy pronto, hasta el próximo marzo.

Por este motivo, el Ampa del centro ha decidido movilizarse este próximo lunes, coincidiendo con el comienzo del curso, en protesta por las molestias que les ocasionará a sus hijos el tener que estudiar a escasos 50 metros de un edificio en construcción, del que aún no se ha concluido la fase de la estructura. En concreto, está previsto que acudan ataviados con mascarillas, cascos de seguridad y chalecos reflectantes, «como gesto simbólico de lo que van a tener que soportar nuestros hijos, y no sólo hasta el mes de marzo, porque sabemos de primera mano, por la información que nos ha trasladado la empresa constructora, que acumulan un retraso de dos meses y medio en la fecha de finalización del instituto», se quejó la presidenta del Ampa, Lydia Montes.

Según informó ayer a SUR, en la parcela ya están los cinco módulos, pero aún faltan por culminarse los trabajos para conectar los suministros de luz y agua, así como terminar el vallado perimetral de la parcela, que es la pista deportiva del futuro centro educativo. «Con la previsión de lluvias es muy probable que no se pueda terminar a tiempo. De hecho, ya nos han avisado de que los alumnos de 1.º de ESO entrarán el lunes a las 12.00 horas y los de 2.º y 3.º a las 13.00 horas», explicó esta madre, quien criticó las declaraciones de la consejera de Educación, Sonia Gaya, en el Parlamento andaluz el pasado jueves, en respuesta a una pregunta del parlamentario de IU por la provincia de Málaga José Antonio Castro.

La consejera achacó a la «presión demográfica considerable, sobre todo en algunas zonas específicas», el retraso que acumulan las obras del cuarto instituto rinconero, que la Plataforma por la Educación lleva reclamando desde 2013. «Los ritmos administrativos y de ejecución de obras, por desgracia, no son los mismos ritmos, que a lo mejor lleva la demanda de la población, en todo caso estamos haciendo lo mejor y más rápido posible», manifestó Gaya. El portavoz local de IU, Pedro Fernández Ibar, tildó de «vergonzosas» estas palabras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos