Padres no descartan movilizarse contra las aulas prefabricadas junto al instituto de Torre de Benagalbón

Los padres han iniciado una campaña en redes sociales para exigir responsabilidades a la Junta./SUR
Los padres han iniciado una campaña en redes sociales para exigir responsabilidades a la Junta. / SUR

Los progenitores de los 240 alumnos que tendrán que estudiar este curso en 'caracolas' exigen garantías de seguridad por la proximidad de las obras

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los padres de los 240 alumnos de 1.º, 2.º y 3.º de ESO que a partir del próximo día 17 de septiembre tendrán que estudiar en unas aulas prefabricadas junto a las obras de futuro cuarto instituto de Rincón de la Victoria, en Torre de Benagalbón, están cada vez más preocupados, a medida que se acerca la fecha del inicio del curso y comprueban que, cuando apenas faltan 12 días para el 'día D', en la zona aún no se han instalado los módulos con aulas.

Por ello, han iniciado una intensa campaña en las redes sociales en la que culpan a la presidenta andaluza, Susana Díaz, a la consejera de Educación, Sonia Gaya, y a la delegada territorial de Educación, Patricia Alba, entre otros, de esta situación, debido al retraso que acumulan las obras de construcción del cuarto instituto de la localidad rinconera. Ayer, una representación del Ampa fue recibida en la Delegación de Educación por el responsable de la Agencia Pública de Educación, Juan Manuel López.

«Nos han prometido que van a desplazar la grúa y que para el día 17 va a estar todo disponible, con los cinco módulos», explicó la presidenta del colectivo de padres, Lydia Montes, quien dijo que nada más comenzar la reunión mostraron a los responsables de la Administración andaluza un vídeo en el que podía escucharse «perfectamente» el ruido que hay en la obra por las mañanas. «Nos han dicho que para el 17 ya estará terminada la estructura y que las molestias serán mucho menores», apuntó.

La Junta se compromete a tener listas las aulas para el inicio del curso y a desplazar la grúa

Los padres han pedido también que se amplíe «al máximo» la zona del patio, ya que únicamente está previsto dejar 240 metros cuadrados para una cancha de baloncesto. «Han rechazado la propuesta de que los cuatro grupos de 1.º de ESO se queden en el colegio Josefina Aldecoa, que está a apenas 100 metros en línea recta», se quejó esta progenitora, quien dijo que los padres no renuncian a retomar las movilizaciones, tal y como han venido haciendo desde 2013 para exigir la construcción del cuarto instituto, «si no estamos conformes con las medidas de seguridad y la situación en la que van a estudiar nuestros hijos durante todo este próximo curso».

En cualquier caso, los responsables de la Junta reiteraron que el plazo de ejecución del centro educativo terminará en marzo, de manera que los meses que se retrase la empresa adjudicataria, Conservación, Asfalto y Construcción (Conacon) S.A., «será sancionada», según expuso Montes. «Nos han prometido que para diciembre ya podrán usar la zona del gimnasio y la biblioteca y que la intención es que el último trimestre se haga ya en el nuevo instituto, pero sabemos que hay un retraso de dos meses y medio, por lo que nos tememos que el curso completo se lo van a pasar en las aulas prefabricadas», manifestó.

Los padres habían planteado que estos módulos prefabricados se instalaran en otra parcela municipal junto al colegio concertado La Marina, situado justo enfrente. Sin embargo, la Junta lo descartó «por razones operativas y logísticas». Así, en los próximos días, una vez que la losa de hormigón que se ha instalado esté fraguada, se colocarán tres casetas de 60 metros cuadrados y dos de 45 metros. La superficie total del centro provisional será de 2.220 metros, 690 ocuparán los módulos y la superficie útil será de 1.600 metros cuadrados.

Los padres exigieron además a los responsables de la Junta que comiencen a trabajar «ya» en una ampliación de las instalaciones, «ya que sabemos que se van a quedar pequeñas». Así, Montes recordó que la parcela cedida por el Ayuntamiento era de más de 10.000 metros cuadrados, de los que la Junta únicamente ha usado 7.325. «Decían que era una zona inundable, pero los técnicos municipales han certificado que no es así», apostilló la presidenta del Ampa.

Las obras del nuevo IES de Torre de Benagalbón se adjudicaron en octubre de 2017 por 4,3 millones. En la capital están en marcha también las obras de un IES en Teatinos, donde los alumnos serán realojados en prefabricadas en la Universidad Laboral. En Cártama también se está construyendo un colegio que tampoco estarán listo para el inicio del curso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos