«Los niños no quieren venir a entrenar porque se hacen heridas cada vez que se caen»

Imagen de una de las heridas sufridas por un jugador./SUR
Imagen de una de las heridas sufridas por un jugador. / SUR

Los directivos y monitores del CD Nerja denuncian el pésimo estado del césped artificial del estadio José Luis Bobadilla, que se instaló hace quince años

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

«Los niños no quieren venir a entrenar porque se hacen heridas cada vez que se caen, los padres están muy cabreados y los monitores somos los que tenemos que aguantar todas las quejas». Así de contundente se mostró ayer el coordinador general de la Escuela Municipal de Fútbol de Nerja y del CD Nerja, Juanjo Figueroa, al referirse a la situación que viven los más de 220 alumnos que practican este deporte en las instalaciones del estadio municipal José Luis Bobadilla, un recinto cuyo césped artificial está en un pésimo estado, ya que se instaló en 2003 y las labores de mantenimiento han sido muy deficitarias.

Según explicó este responsable de la institución y del club deportivo nerjeño, fundado en 1965, la vida útil de un campo de césped artificial es de unos diez años, «por lo que hace ya cinco que tendría que haberse cambiado», se quejó. «Líneas levantadas, agujeros donde se pueden torcer un tobillo o tropezar, zonas que se han hundido por el mal desagüe y las lluvias, salientes peligrosos de las porterías, vallado muy cercano a la zona de juego y muy peligroso también, zonas deterioradas, líneas de fútbol-7 inexistentes desde que se hizo el campo y las cuales hay que pintar periódicamente, no hay vallado perimetral, teniendo que soportar ocasionalmente entradas de personas al campo con el riesgo que conlleva para los usuarios y sistemas de riego desfasados». Estos son algunas de las principales deficiencias de un recinto deportivo en el que en los últimos años sí se han hecho mejoras en las zonas de los vestuarios y el graderío.

La alcaldesa asegura que están ultimando el pliego para cambiarlo, con 300.000 euros

La entidad hizo pública esta situación hace unos días a través de la red social Facebook. «Pedimos que se dé una solución definitiva, que se apliquen los presupuestos aprobados, que no veamos un año más pasar y nos digan que ya hay que esperar al próximo, que se adopte una solución inmediata, que no vengan más padres a quejarse por las heridas de sus hijos, que únicamente quieren practicar su deporte en unas buenas condiciones», apostilló Figueroa. «Los equipos de fuera también se quejan mucho cada vez que les toca jugar aquí», señaló.

El presidente de la entidad, Ángel Cachero, se reunió ayer con la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), para conocer cómo van los trámites para renovar el césped artificial. La regidora dijo que el proyecto se contempló en las cuentas de este año y también va en las de 2019, que ya están aprobadas y que entrarán en vigor el 2 de enero. «Se está ultimando el pliego para sacarlo a concurso, con una inversión de unos 300.000 euros», apuntó.

El Ayuntamiento nerjeño sí ha licitado en las últimas semanas la renovación de la pista de atletismo del estadio Enrique López Cuenca, que se inauguró en 1997 y fue renovada en 2010. La inversión municipal en este caso rondará los 384.000 euros.

Temas

Nerja
 

Fotos

Vídeos