Nerja cierra la compra de una parcela en primera línea de playa por más de 950.000 euros

El antiguo chiringuito se ha convertido en un foco de suciedad./E.C.
El antiguo chiringuito se ha convertido en un foco de suciedad. / E.C.

El Ayuntamiento adquiere el antiguo chiringuito de Calahonda, junto al Balcón de Europa, para ampliar la franja de arena y sacar a concurso un nuevo establecimiento hostelero

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Calahonda es la cala situada en el lado oriental del Balcón de Europa, y constituye la principal estampa que se llevan los miles de turistas que a diario visitan el emblemático mirador nerjeño sobre el Mediterráneo cuando posan para una foto con el impresionante abrigo natural de las cimas de la Sierra Almijara como telón de fondo. Esta pequeña franja de arena, de apenas 200 metros de longitud por apenas 30 de anchura, tuvo hasta septiembre de 2014 uno de los chiringuitos más particulares de toda la Costa del Sol: el Papagayo, en el que se ofrecían conciertos en directo en verano.

Sin embargo, las denuncias por ruidos de los vecinos llevaron al Ayuntamiento, durante el mandato del anterior gobierno del PP, con José Alberto Armijo al frente, a ordenar su cierre. Desde entonces se puso en marcha un procedimiento para, en cumplimiento de lo estipulado en el vigente Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), proceder a la expropiación forzosa de la parcela donde se ubica, de 1.307 metros cuadrados. Desde entonces, la zona se ha convertido en un foco de indigentes y suciedad, generando constantes quejas vecinales y de empresarios.

No en vano, el antiguo chiringuito está a la entrada del paseo de los Carabineros, un sendero peatonal entre los acantilados urbanos clausurado por Costas desde marzo de 2002 por el peligro de desprendimientos de rocas. Este enclave también es muy frecuentado por personas sin hogar, que realizan acampadas ilegales en las pequeñas calas de la zona, dejando abundantes basuras y suciedad.

Aprobación en el pleno

Tras la correspondiente valoración por parte de los técnicos, tanto del Consistorio como de la Diputación, y con el aval del Tribunal Provincial de Expropiación, se ha fijado el justiprecio de la parcela del chiringuito y los terrenos anexos en la cantidad 953.618,56 euros. El Consistorio ha alcanzado ya un acuerdo con los dueños, que están conformes con esta valoración, de manera que este próximo martes se llevará a cabo la firma del acuerdo definitivo por parte de la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), y de la concejala de Urbanismo, Anabel Iranzo (IU), que ha sido la encargada de completar el expediente.

En la sesión plenaria de agosto, de la que se ausentaron los grupos municipales de PP y Ciudadanos, el equipo de gobierno tripartito, de PSOE, IU y EVA-Podemos, consiguió sacar adelante, con el apoyo de la edil no adscrita, María Dolores Sánchez, la operación económica para dar cobertura presupuestaria a esta adquisición. La intención del Consistorio, una vez que tome posesión de los terrenos, es proceder a la inmediata demolición del antiguo chiringuito, que se encuentra muy deteriorado, y ofrece una imagen lamentable en el entorno del Balcón de Europa.

Posteriormente, el plan municipal pasa por ampliar la franja de arena y sacar a concurso la construcción y gestión de un nuevo establecimiento hostelero, pero ubicado unos metros más arriba, más cerca del pie del acantilado. En el entorno se mejorarán zonas verdes y se colocarán equipamientos públicos, como bancos y papeleras. «Nuestra idea pasa por sacar un pliego de condiciones para ejecutar y gestionar un nuevo chiringuito, con una imagen moderna y acorde con el entorno», manifestó la edil de Urbanismo, quien lamentó que la operación no se haya podido llevar a cabo antes. «Hemos tenido que tramitar el expediente completo, pidiendo informes tanto a la Diputación como al Tribunal de Expropiación», detalló. «Nos hubiera gustado que se hubiera podido adquirir antes, pero se ha hecho lo más rápido posible», añadió.

Temas

Nerja
 

Fotos

Vídeos