Movilización ante el Hospital Comarcal de la Axarquía en contra de la centralización de los laboratorios en Málaga

Imagen de la protesta, este jueves ante el Hospital Comarcal de la Axarquía. /SUR
Imagen de la protesta, este jueves ante el Hospital Comarcal de la Axarquía. / SUR

El sindicato CSIF, convocante de la protesta, denuncia que la creación de un 'megalaboratorio' mermará notablemente la atención al usuario, al tiempo que critica que «es el primer paso para la privatización del servicio»

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Más de medio centenar de personas se ha concentrado este jueves ante el Hospital Comarcal de la Axarquía contra el proyecto de centralización de los laboratorios en Málaga. La protesta, convocada por el sindicato CSIF, se enmarca en el calendario de movilizaciones que este sindicato inició el pasado 30 de mayo, junto a una campaña de recogida de firmas, contra la medida, que supondría que los laboratorios de los centros hospitalarios de la provincia se concentrasen en el Hospital Valle del Guadalhorce.

CSIF recuerda que la creación de un 'megalaboratorio' mermará notablemente la atención al usuario, ya que, entre otras cuestiones, la presencia de estos departamentos en los propios hospitales juega un papel clave en la comunicación con el facultativo. Esta devaluación de la calidad del servicio se acrecentará con la previsible reducción de plantillas que se derivará de esta reestructuración, que, para CSIF, es el primer paso para una completa privatización, a pesar de que el consumo de los laboratorios en la sanidad pública sólo constituye alrededor del 2% del total del presupuesto sanitario. Por este motivo, se concluye que el único planteamiento de este proyecto ha sido económico, convirtiendo un laboratorio clínico en una mera fábrica, propio de un sistema de gestión privada.

Externalización

Al mismo tiempo, CSIF Sanidad Málaga pide al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que acabe con la «costosa externalización» de análisis a laboratorios privados que se viene llevando a cabo desde hace años. Se trata de la realización de análisis de genética, biología molecular, TPMP y algunos tipos de vitaminas, para lo que se envían a diario centenares de pruebas desde Málaga hasta Barcelona, donde están ubicados estos laboratorios. Este sindicato denuncia el elevado coste que esta externalización supone, si tenemos en cuenta que, como ejemplo, a un ciudadano una prueba prenatal no invasiva para detectar anomalías cromosómicas puede costarle alrededor de 750 euros en un centro privado.

En su lugar, CSIF propone la construcción de un centro público que aglutine la realización de estas pruebas. Una medida que supondría un importante ahorro económico y que generaría puestos de trabajo de calidad, que además reforzaría el sistema sanitario público frente a los planes de concentración de laboratorios que proyecta el actual Ejecutivo andaluz. CSIF Sanidad Málaga reclama a la Administración regional que, en vez de debilitar la red de laboratorios públicos con su proyecto de centralización, la potencie con la creación de un centro que venga a cubrir las actuales necesidades del sistema sanitario andaluz.