El largo y tortuoso camino de la primera piscina cubierta de Rincón

Imagen del interior del recinto, que se terminó de construir el pasado febrero. /E. C.
Imagen del interior del recinto, que se terminó de construir el pasado febrero. / E. C.

El Ayuntamiento está a la espera de la resolución de un recurso para poder firmar el contrato con la empresa vasca que explotará el recinto

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El proyecto para que Rincón de la Victoria cuente con su primera piscina cubierta y climatizada sigue sumando retrasos tras más de una década de trámites y obras. El recinto está finalizado desde el pasado mes de febrero, después de una inversión municipal que ha rondado los 3,8 millones de euros, pero hasta el momento el Ayuntamiento no ha podido completar la adjudicación de la gestión del complejo deportivo, debido a distintos recursos administrativos interpuestos por varias de las empresas licitadoras.

Así, el pasado marzo, cuando se elaboró el primer pliego, ya se presentaron varios recursos ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, un organismo que analiza este tipo de litigios entre el sector empresarial y la administración pública. La sentencia obligó al equipo de gobierno bipartito, de PP y PA, a rehacer los pliegos, modificando los criterios de adjudicación, además de tener que adaptarlos a la nueva Ley de Contratos del Sector Público, que entró precisamente en vigor en esas fechas.

Tras ello, se llevó a cabo el proceso de licitación de la gestión, a la que optaron finalmente nueve empresas. Sin embargo, cuando se estaban analizando las ofertas se interpusieron otros cuatro recursos por parte de otras tantas entidades que habían quedado descartadas por distintos motivos, a criterio de los técnicos municipales. Esto supuso otro nuevo parón. Finalmente, el pasado 30 de octubre la mesa de contratación propuso a la firma vasca Bpxport Kirol Zerbituak S. L. como la adjudicataria.

Sin embargo, la pasada semana se conoció que la firma que había quedado en segundo lugar, la gallega Serviocio S. L., ha vuelto a recurir ante el tribunal andaluz alegando que la oferta de la ganadora se presentó un minuto y medio fuera del plazo legal. Así el Ayuntamiento se ha vuelto a ver obligado a paralizar la firma del contrato de gestión. No obstante, en un intento por agilizar los trámites y a la espera de que el órgano jurisdiccional andaluz resuelva, el pleno de la corporación aprobó esta pasada semana la propuesta de adjudicación a la empresa de Guipúzcoa.

Después de una década de promesas y trámites, las obras acabaron en febrero tras una inversión de 3,8 millones

Según informaron fuentes municipales, el objetivo de este paso administrativo, que contó con el visto bueno del secretario municipal, Miguel Berbel, es tratar de anticiparse y conseguir la apertura del recinto deportivo, que llevará el nombre del nadador rinconero Christian Jongeneel, cuanto antes. Ahora las empresas tienen 15 días para alegar si lo desean. El Consistorio confía en que el recurso se resuelva antes de dos meses.

Críticas de la oposición

La oposición, de PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU, se ha mostrado muy crítica con el proceso puesto en marcha por el bipartito, que sí ha contado con el respaldo de la edil de Cs, Elena Aguilar, y del no adscrito Óscar Campos. El otro concejal no adscrito, Antonio Pérez, respaldó el último trámite en pleno tras haberse abstenido anteriormente. Las formaciones de izquierdas apuestan por una gestión municipal del complejo deportivo y denuncian que el alcalde, Francisco Salado (PP), se niega a facilitarles información sobre el coste que está suponiendo para el Ayuntamiento mantener la piscina cerrada, ya que está llena y lista para abrirse.

La empresa guipuzcoana que se ha propuesto como adjudicataria ofrece un canon de 100.000 euros anuales durante los 25 años del contrato, descuentos del 15% para desempleados y del 20% para empadronados y una inversión de 1,8 millones de euros en distintas mejoras del recinto.

Las nuevas instalaciones, ubicadas en la zona de Huerta Julián de la localidad rinconera, tienen una superficie total de 6.158,28 metros cuadrados y constan de tres niveles: la planta baja alberga dos piscinas, un área de 'spa' y servicios de vestuarios, aseos y cafetería. La planta alta acogerá un gimnasio de 550 metros cuadrados y el sótano ofrecerá más espacio para actividades deportivas y salas de maquinaria técnica. El edificio tiene treinta placas solares para contribuir con la eficiencia energética.

 

Fotos

Vídeos