La Junta garantiza la seguridad de las aulas prefabricadas junto a las obras del cuarto instituto de Rincón de la Victoria

Los alumnos, accediendo este lunes al recinto de aulas prefabricadas junto a las obras del futuro instituto/E. Cabezas
Los alumnos, accediendo este lunes al recinto de aulas prefabricadas junto a las obras del futuro instituto / E. Cabezas

La Delegación de Educación pide «tranquilidad» a los padres, que en su mayoría siguen sin llevar a sus hijos a clase, y culpa al Ayuntamiento del retraso en la terminación del recinto

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Por segunda jornada consecutiva, apenas la mitad de los 240 alumnos matriculados en el cuarto instituto de Rincón de la Victoria, ubicado provisionalmente en el recinto que ocuparán las pistas deportivas, a escasos diez metros de las obras, han asistido este miércoles a clase, en protesta por la falta de medidas de seguridad y salubridad en las instalaciones. La Consejería de Educación, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, ha mandado «un mensaje de tranquilidad a los padres» y ha insistido en que las instalaciones «reúnen todas las medidas de seguridad exigidas».

Desde la Administración andaluza han detallado que los cinco módulos «se encuentran ya instalados y terminados a falta de diferentes remates que ha solicitado el centro y que se prevén finalizar esta tarde». En concreto, se van a colocar juntas de suelo, crear un espacio de tutoría y poner en funcionamiento un cuarto núcleo de aseos. «Es necesario aclarar que cada uno de los módulos cuenta con aseo salvo el que no está destinado a aulas sino a espacios administrativos. Asimismo, disponen desde el primer día de los suministros de luz, agua y saneamiento», han apuntado.

Desde la Delegación Territorial de Educación, que dirige la socialista Patricia Alba, han apuntado que se han aplicado las actuaciones de seguridad previstas, como el traslado de la grúa de obra al otro extremo de la parcela, y se ha procurado que las obras afecten lo menos posible a estos espacios». Del mismo modo, en el plan de seguridad entregado al Ayuntamiento se han incluido medidas para proteger a los usuarios del ruido y el polvo. Así, la zona de las aulas prefabricadas está separada de las obras por un vallado ciego, y se ha realizado una paralización parcial de los trabajos en esa zona.

Desde la Consejería de Educación han lamentado «la falta de colaboración en todo este proceso por parte del Ayuntamiento, que reclamó una licencia de obra para la instalación de las prefabricadas y no la concedió hasta el 14 de septiembre, un mes después de haberla solicitado la Agencia de Educación», han apostillado. «Asimismo, en este momento está reclamando una licencia de primera ocupación, lo que es algo insólito en unas instalaciones de estas características», han matizado. «Se pretendía, en un principio, desde el Ayuntamiento sólo modificar el Plan de Seguridad y Salud de la obra del IES y se ejecutó por parte de la Dirección de Obra. Esperó al 14 de septiembre, viernes a las 13,31 horas a dar licencia definitiva«, han añadido.

Por otro lado, la Consejería ha recordado que la decisión de ubicar las prefabricadas en la parcela donde se está construyendo el nuevo centro «se produjo después de haber analizado de manera rigurosa otras posibilidades, como el colegio público Josefina Aldecoa o el IES Ben Al Jatib, «donde se concluyó que no era posible hacerlo por razones técnicas». «Asimismo, el solar propuesto por el Ayuntamiento para la instalación de estos módulos requería de unas obras previas de urbanización que el Ayuntamiento no iba a realizar, por lo que tampoco era viable», han añadido.

Por su parte, desde la Plataforma por la Educación de Rincón de la Victoria han vuelto a criticar la «descoordinación y falta de planificación de la Junta de Andalucía en materia de infraestructuras educativas en la localidad desde hace 15 años, primero con los problemas de masificación y barracones en los colegios y ahora en los institutos», han manifestado. Así, han anunciado que van a pedir por escrito la dimisión de la delegada territorial de Educación y del jefe de Planificación Educativa, Marcelo Gaitán, y a iniciar una recogida de firmas para reprobar su gestión.

En cuanto a las obras del IES nuevo de Teatinos, en Málaga capital, el retraso en la instalación de los módulos prefabricados en el IES Universidad Laboral para albergar al alumnado en tanto se finaliza la construcción del centro «se ha debido a la demora del Ayuntamiento de Málaga en la concesión de la licencia definitiva de obra para ejecutar estos trabajos».

«Actualmente se cuenta con una licencia condicionada y se están ejecutando los trabajos de cimentación previos a la colocación de las prefabricadas, así como otras obras menores para adaptar espacios y accesos. La licencia definitiva está pendiente de un informe del servicio de extinción de incendios del Ayuntamiento. En tanto se finaliza la instalación de las prefabricadas, el alumnado está recibiendo sus clases con normalidad en aulas de la Residencia Andalucía que está en el recinto del IES Universidad Laboral», han asegurado desde la Administración regional.

La Consejería de Educación está realizando una inversión de más de nueve millones de euros en la construcción de estos dos nuevos institutos (4,38 millones de euros en el IES de Rincón de la Victoria y 4,68 millones en el IES de Teatinos), «lo que demuestra el compromiso de la Junta de Andalucía por la mejora de las infraestructuras educativas públicas en la provincia», han señalado en un comunicado de prensa.

En cualquier caso, «la Consejería quier trasladar sus disculpas a las familias y al alumnado de estos centros por el malestar que esta situación les ha provocado al inicio del curso escolar, y les expresa el compromiso de la Consejería por garantizar las mejores condiciones para este alumnado y por acelerar, en la medida de lo posible, la finalización de estos dos nuevos centros», han manifestado.

 

Fotos

Vídeos